miércoles, 10 de septiembre de 2014

EL SISTEMA NEOCOLONIAL MEXICANO y “las ranitas”



Sí usted mete a una rana a un recipiente de agua fría, la rana se sentirá confortable. Pero si la mete en agua caliente saltará de inmediato para conservar la vida. Pero si usted le aumenta lentamente la temperatura del agua, 



a la rana que está en un recipiente con agua fría, de principio se sentirá “cómoda”, pero, poco a poco perderá la energía y morirá hervida. 



Eso es justamente lo que nos está pasando, especialmente en los últimos 32 años, desde que se implantó el neoliberalismo en México. 


La crisis va en aumento, es permanente y constante, como a la rana, día a día, nos suben un poquito la temperatura. Por ejemplo: Nos suben cada mes los energéticos. 


Los salarios aumentan menos que la inflación. Se han erosionado brutalmente los suelos de México, advierte Sagarpa. 



Se supone que desde los años ochenta el salario mínimo ha perdido más del 70% de su poder adquisitivo.  




México y Corea tienen las tasas más altas de desempleo de profesionistas.   


 Favorece mercado laboral a gente con educación básica: OCDE.  



México sigue a la zaga entre los principales indicadores educativos evaluados en 41 naciones –34 de ellas miembros de la OCDE–, pues ocupa la última posición en la expectativa de quienes lograrán concluir su bachillerato o una licenciatura durante su vida.



Más de 71.8 millones de pobres en México según la CEPAL. Según el informe, 47.4 de cada 100 niños y adolescentes en México enfrentan una situación de pobreza.

Una de cada 10 personas en México están en situación de pobreza extrema.



La OCDE, advierte que a escala mundial la población con estudios de bachillerato se acerca cada vez más, en sus ingresos, a quienes sólo cursaron primaria y secundaria, por lo que subraya que esto sugiere que están cayendo y desapareciendo las clases medias.  




El estudio de Propuestas del Tecnológico de Monterrey para mejorar la Seguridad Pública, reveló que sólo uno de cada 100 delitos llegan a tener ejecución de sentencia condenatoria.



Pronto solo hará un puñado de super millonarios, millonarios y la mayoría del pueblo en situación de precariedad de vida, pobreza y extrema pobreza. 



Cada día verá usted más policías en las calles y granaderos cargando contra “las ranitas que quieran salir del perol hirviente”.  



Las escuelas públicas se “medio privatizarán”, la enseñanza media y superior se privatizará totalmente, y brotarán como hongitos, las universidades patito para aquellas “ranitas” que, engañadas entreguen su dinero con la ilusión de tener mejores ingresos (ranitas super tontas). 



Los servicios de salud se privatizarán. 



Cada día las instituciones del Estado serán manejadas por empleados del poder económico transnacional y local.



La temperatura del perol se subirá gradualmente, por ello, se crearán más cadenas nacionales de televisión comercial, se “regalarán” televisiones digitales a las ranitas más pobres, para que no sientan el calor del perol. 



Las ranitas más “emprendedoras”, huirán del “perol-país”, no solo a E.U., donde ya viven más del 10% de las ranitas, sino serán una inmensa diáspora, como la argentina o uruguaya, que buscarán en otros países del mundo, “aguas menos calientes”.


Las Reformas Estructurales, pese a los miles de millones de pesos que el gobierno gasta en la multimedia, para convencer a las ranitas que las reformas “bajarán la temperatura del perol”, la temperatura del sistema “peligrosamente subirá”, y las válvulas para liberar la presión están casi cerradas. 



Las ranitas, o se van del país, o se suman al crimen organizado. Es decir: que se consigan una curul, un hueso en el gobierno, creen un nuevo partido político, encuentren chamba en una trasnacional (aunque sea de guardias blancas) o tengan una buena palanca y los contrate “La Tuta”.  

   


Fianlamente diremos que, este año, México registrará un aumento del 7% en el número de millonarios, lo que significa 10,150 millonarios adicionales a los 145,000 que había en 2013, pronosticó la firma WealthInsight, del Reino Unido; con esta explosión, México terminará 2014 con 155,150 millonarios. 



El video de las ranitas: http://www.youtube.com/watch?v=enFqWMdxPVw 

Visite www.toltecayotl.org 

domingo, 31 de agosto de 2014

10 Estrategias de Manipulación” que utilizan para hacernos un ganado arreado. Noam Chomsky.


 
El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” que se utilizan, a través de los medios, para arrearnos:



1. La estrategia de la distracción.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.
 
La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)

“El terror se basa en la incomunicación y el aislamiento ” (Rodolfo Walsh)

 
2. Crear problemas y después ofrecer soluciones
Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo:
 
Dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana (Delincuencia), u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de, estrictas, políticas y leyes de seguridad en perjuicio de su propia libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales, privatizaciones y el desmantelamiento de los servicios públicos.
 

 
3. La estrategia de la gradualidad

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos (Como se viene haciendo con ciertas privatizaciones).
 
Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado de bienestar mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si se hubiesen aplicado de una sola vez.
 

4. La estrategia de diferir
Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa, pero necesaria” (Como la actual reforma a la edad de las pensiones del Gobierno y la oposición española), obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura.
 
Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “después de esto todo irá a mejor y el sacrificio podrá ser evitado”. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

 
5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad o enfermos mentales
La mayoría de la publicidad televisiva dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y una entonación particularmente infantil, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental.
 
Cuanto más grande sea el engaño al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantil. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos años de edad” (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”).


6. Utilizar el aspecto emocional más que reflexivo
Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar Shock, una suerte de corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. (Ejemplo mostrar una y otra vez a víctimas de un desastre, un atentado o de una crisis económica, para utilizarlas como justificante y así llevar a cabo “Decisiones impopulares, pero necesarias”)
 
Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos… “El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Nada grande se puede hacer con la tristeza” (Arturo Jauretche)

 
7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad
Hacer que el público sea incapaz de comprender las técnicas que influyen directamente en él y los métodos utilizados para su control y esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible con el acceso a la menor cantidad de información verdadera, de forma que la distancia de la ignorancia que se planea entre las clases inferiores y superiores parezca, sea y permanezca inalcanzable para las inferiores”.
 
“La mayoría de los profesores enseñan hechos, los buenos profesores enseñan ideas y los grandes profesores enseñan cómo pensar” (Jonathan Pool)
“La ignorancia es el peor enemigo de la civilización, y la ignorancia suele ser, en sus efectos, tan malvada como la propia maldad” (Eugenio María de Hostos)


 
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad Promover al público a creer que es “La moda” ser simple, estúpido, vulgar e inculto. Instando a tratar como a “Bicho raro” a quien piensa más de la cuenta. ¿Irónico no?


9. Reforzar la auto-culpabilidad
Hacer creer, al individuo, que él es el único culpable de su propia desgracia, por causa de su poca inteligencia, mínimas capacidades, o de su insuficiente esfuerzo.
 
Así, en lugar de rebelarse en contra del injusto sistema económico en el que vive, el individuo se auto-desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción.
 

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.
En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las élites dominantes.
 
Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “Sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder de manipulación y utilización de los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

 
 
 
 

lunes, 11 de agosto de 2014

EL FUTURO DE LA HUMANIDAD ES SU PASADO



La debilidad del ser humano “moderno” es que ha perdido el sentido trascendente de la vida. La conciencia de lo sagrado y la sacralidad de la vida en la comprensión más amplia de VIDA se ha casi extinguido. Desde, la suya propia hasta, la de una hormiga, pasando por la de la Madre Tierra o nuestro Padre el Sol.



Esta “pérdida” no es casual o fortuita, ha sido inducida por los seres más perversos y oscuros que viven entre nosotros desde el inicio de los tiempos, por ahora los llamaremos, “mercaderes”, pero son los que históricamente han adorado “al becerro de oro”, y han luchado por imponer el Mercado sobre el Estado, esclavizando a los humanos y explotando a la Naturaleza.



Así como es la Luz es también la oscuridad, como Quetzalcóatl y Huitzilopochtli, como la generosidad y la usura. De esta manera, los expertos en ciencias sociales, especialmente “la corriente crítica del pensamiento latinoamericano”, para “entender lo que nos está sucediendo”, dividen en tres partes la historia de la humanidad.



Desde el inicio de la agricultura en las márgenes de los ríos Nilo, Tigris y Éufrates, hasta la invasión europea al continente llamado milenariamente en lengua náhuatl Ixachillan y que los europeos bautizaron como América (8000 a.C. a 1492 d.C.) a este largo tiempo le llaman “Mundo Antiguo”.



La segunda parte va, desde el inicio de la invasión europea hasta finales de la década de los años noventa, a cual le llamaron “Mundo Modero” o modernidad. 



Pero afínales de esta década, se dieron cuenta que el prometido bienestar de la humanidad que pretendió la modernidad, termina con un estremecedor fracaso que está llevando al ser humano y al planeta a su misma extinción. 



En efecto, el Mundo Antiguo, basaba su propuesta civilizatoria, -de realización humana,- en la trascendencia espiritual de la existencia. Egipto, Mesopotamia, India, China, la Zona Andina y el Cem Anáhuac, sustentaron su “desarrollo humano” en la búsqueda de traspasar los efímeros linderos de la existencia material.



Por el contrario, la civilización más joven ha sustentado su propuesta de desarrollo humano en el plano material de la existencia, por lo que el comercio y la guerra fue (y sigue siendo) la base de su desarrollo económico y potencial hegemónico global. 



La adoración “al becerro de oro” se ha llevado a sangre y fuego, por medio de sus galeones, cañoneras y portaviones a todos los rincones del mundo, desde 1492 hasta nuestros días.



Pero en los últimas décadas, gracias a los avances tecnológicos en las comunicaciones, los “mercaderes” han logrado penetrar y dominar, no solo la mente de los humanos, sino fundamentalmente su corazón. 



La televisión, la radio, la Internet y las nuevas tecnologías, han destruido, casi por competo el sentido sagrado y divino de la existencia de los seres humanos “modernos”.



A partir de destruir sus milenarias tradiciones, fiestas, usos, costumbres, espiritualidad, fraternidad, solidaridad, e imponer de manera brutal o subliminal, nuevos valores, principios, significados, actitudes, no solo en su mente, sino esencialmente en su almas. 



Esto se ve reflejado en “la vida moderna”, es decir, el consumismo, individualismo, competitividad, pragmatismo, violencia e insensibilidad social, así como irresponsabilidad ambiental. 



Lo que ha dado como resultado un mundo moderno, violento, injusto, contaminado, corrupto, estresante, desolado e inhumano.   



El fracaso de “la Modernidad” es hoy, -por desgracia-, una atroz realidad que condena a nuestros hijos a la pérdida de “este mundo”, como hoy lo conocemos, para sus hijos. 



Re-incidiendo, los pensadores que defienden el culto al “becerro de oro” y a la modernidad, ante lo que han llamado “el fin de la historia”, ahora proponen otra supuesta etapa de la humanidad a la que llaman “Postmodernidad”, pero a final de cuentas es “la misma gata, solo que revolcada”.



Se requiere cambiar totalmente y de raíz, los valores y principios necrófilos de la vida que han impuesto, los mercaderes. 



Se requiera “conocer, revisar y analizar”, de manera descolonizada y eurocéntrica, los valores y principios de vida de los pueblos antiguos de todo el planeta, para reconocer los valores y principios ancestrales... 



...que han podido sobrevivir a este epistemicidio en los últimos cinco siglos de “eurocentrismo-capitalismo-culto al becerro de oro”, y con ellos, construir una propuesta para retomar el camino de la humanidad, dejando atrás los últimos siglos de oscuridad, maldad y deshumanización.



Debemos de analizar QUÉ ES LO ESENCIAL Y TRASCENDENTE EN LA VIDA, dejando atrás la visión únicamente material de la vida, el enriquecimiento y consumismo. 



Volver a invertir el menor tiempo y energía en satisfacer las necesidades básicas de subsistencia y dedicar el mayor tiempo y energía a la búsqueda de la trascendencia espiritual de la existencia.



Nuestros Viejos Abuelos a esto le llamaron Toltecáyotl, entendida como “el arte de vivir en equilibrio” y a quienes lo practicaban los llamaban TOLTECAS.



La corriente de pensamiento crítico latinoamericano en ciencias sociales, a esta nueva búsqueda, basada en la sabiduría ancestral le llama TRANSMODERNIDAD.





Viste www.toltecayotl.org