domingo, 23 de abril de 2017

RÉQUIEM PARA VENEZUELA

Venezuela es un país permanentemente asediado desde hace 19 años. El “sistema económico occidental”, con sus mega empresas trasnacionales, sus poderosos bancos, y su, al parecer, insaciable necesidad de consumir hidrocarburos,  está interesado en que el petróleo vuelva a ser manejado totalmente por ellos, como lo fue siempre; pero, además, en el país, se ha descubierto la mayor reserva de oro del mundo y de ninguna manera van a permitir que esas riquezas no sean suyas.
Me tocó conocer la Venezuela de los Estados Unidos, manejada por una elite económica de personas “blancas de descendencia europea”, porque en Venezuela, al igual que toda la América hispánica y portuguesa, los extranjeros y sus descendientes, en general, poseen la riqueza, y los indígenas, negros y mestizos, representan la pobreza.
En efecto, a principios de la década de los años noventa, fui seleccionado para realizar un posgrado en Desarrollo Cultural en el CLACDEC-UNESCO, y estuve varios meses con 30 promotores culturales de Latinoamérica. Nos hospedamos en el corazón de “la clase alta”, en el Barrio de Altamira, y trabajamos en el centro cultural “Casa Rómulo Gallegos”, vistamos varias ciudades.
Eran los tiempos de Carlos Andrés Pérez y los “adecos”, algo así como, Carlos Salinas y el priismo. Me tocó ver, pequeñas elites muy, pero muy ricas, que vivían como en Mayami, y grandes masas verdaderamente empobrecidas, hacinados en barrancas, en caseríos miserables, sin servicios y sumamente peligrosos.
Pedevesa era una empresa “estatal”, que extraía el petróleo, lo comercializaba y “las ganancias”, después de “gastos y costos”, se las entregaba al gobierno. Las familias que vivían en torno a esta empresa, directa o indirectamente, eran conocidos en Mayami, como, “los ta´barato”. 
Acostumbraban hacer de Florida en Estados Unidos, una extensión de sus lujos fraccionamientos. Los viajes de compras y para la despensa a Mayami, cada fin de semana, eran algo común y bastante ordinario. El gobierno de Venezuela, pesa a todos sus errores, está defendiendo su petróleo, el mexicano lo regala. 
Los gobiernos no promovían el desarrollo del país. Casi todo lo compraban, comida, medicinas, maquinas, tecnología. “La gran empresa era la Cervecería Polar”. La economía del país únicamente se sostenía por el petróleo y los pobres se pudrían sin esperanza alguna.
Una pequeña clase media de empleados del comercio, de los servicios y la amplia burocracia. Una gran mayoría de gente pobre. Una Venezuela rural, con una increíble naturaleza, llanos fértiles y grandes extensiones de selva, pletórica de agua y fértil tierra, y, sin embargo, en una “extraña” pobreza. El campo totalmente abandonado.
Apenas, en 1989, se acababa de dar un estallido social, por la gran pobreza, en el llamado “Caracazo”, los pobres salieron a saquear las tiendas y se dio una rapiña generalizada, aún en los barrios ricos. 
El estallido social fue reprimido a sangre y fuego con el ejército, y en donde hubo miles de muertos.
Después regresé en 2004, invitado por la Universidad de los Andes para dar un seminario y estuve dos meses en el país. Vi la Venezuela de Hugo Chávez. 
El gobierno había hecho verdaderamente suyo a Pedevesa, y el dinero del petróleo se destinaba para iniciar el desarrollo social y económico del país.
Se inició una serie de acciones a las que llamaban “misiones”. Eran proyectos generosos para llevar educación, salud, trabajo, y a través de pequeñas inversiones se trataba de iniciar cooperativas, para que el pueblo se integrara a una economía productiva.
Encontré una Venezuela muy polarizada, entre una clase rica y una clase pobre que, por primera vez, empezaba a tener “oportunidades”. 
Una mujer negra, de mediana edad, me dijo, “Con Chávez empecé a vivir como ser humano”. 
Con la multimedia de parte de los ricos, la clase media que también se había beneficiado, se sumaba a los reclamos de los ricos.
Con un abuso de “la libertad de prensa”, los grandes consorcios de los medios, tv, radio, prensa, enfrentaban al gobierno convocando a una rebelión. Los insultos a Chávez eran verdaderamente de mal gusto. Esta elite, -como todas-, es muy racista y clasista.
A Chávez no lo bajaban de “negro e indio”, no le perdonaban sus humildes orígenes. 
La clase tradicionalmente poderosa y rica, estaba en una guerra abierta contra el gobierno de Chávez, que les había quitado la renta petrolera y todos sus privilegios y transas.
Es oportuno e interesante analizar, cómo la multimedia trasnacional, manipula “la percepción mundial”, sobre acontecimientos locales. 
Acaba de haber dos muertos en los recientes disturbios provocados por la oposición respaldada por el poder económico trasnacional…y ya tienen a “dos mártires”. 
Por qué la multimedia trasnacional ha callado ante el asesinato, desaparición y secuestro, de decenas de miles de ciudadanos mexicanos de Calderón a la fecha. 
Manipulación diaria y sistemática.  
La clase alta ha contado con el apoyo, no solo de E.U. y sus agencias como la CIA y su ejército de ONGs, al servicio de las “causas justas de la democracia pro E.U.”, las empresas trasnacionales, las elites regionales, el gobierno reaccionario de Colombia y sus paramilitares, así como, la narco guerrilla. 

Por su parte, la Revolución Bolivariana trataba de hacer “una nueva República (la Qunita), con los mismos hombres de la cuarta”. Es decir, que los chavistas en el poder, comenzaron a tener los mismos comportamientos erráticos, corruptos y de abuso del poder que los “adecos”. 
La “revolución” se entrampó en la ineptitud, corrupción y amiguismo. Como siempre, la peor gente, los “trepadores y arribistas” se incrustaron en el nuevo gobierno. Nada nuevo en este mundo.
Estados Unidos y sus empresas trasnacionales han estado haciendo TODO lo que saben hacer y le están invirtiendo cientos de millones de dólares, para derrocar a un gobierno que no es dócil y sumiso a sus intereses, como el del México-criollo. 
No solo han bombardeado a los venezolanos con publicidad falsa y tendenciosa, sino que, a todo el mundo a través de su multimedia. 
CNN es un ejemplo del descarado intervencionismo, hasta que expulsaron de Venezuela a tan tóxica cadena de televisión.
Han puesto a Chávez y a Maduro, como dictadores, lo cual es falso, porque han ganado democráticamente casi todas las elecciones. E.U. ha invertido muchos millones de dólares, comprando traidores, asesinos y parásitos, para crear una contrarrevolución. 
Ha tenido que “usar” a la OEA para tratar de “linchar a Maduro” y su gobierno.
El problema de la elite contra-revolucionaria, es que sufre del mismo mal, que los revolucionarios bolivarianos, las acciones de unos y otros, están plagadas de errores, pleitos internos y divisionismo. 
Las dirigencias de los dos bandos no tienen los tamaños para enfrentar sus desafíos y su propia crisis.
La Revolución Bolivariana no está bien. Eso es cierto. En parte, por los propios errores de sus dirigentes. 

Leamsy Salazar el asesino que envenenó a Chávez, vive protegido en E.U.
Pero también, por la poderosa presión desestabilizadora de E.U., que ha saboteado todas sus acciones, hasta asesinar a su líder. 
Pocos países han sufrido la agresión tan descarada y poderosa de E.U., tal vez, Cuba. Y por eso justamente, Chávez hizo alianza con Fidel Castro, maestro en el arte de resistir los embates del Tío Sam.
Se sabe que al final, Chávez se dio cuenta de los errores cometidos por sus cuadros dirigentes y, se dice, -a sugerencia de Castro-, armó, “al pueblo pobre”, y esa es la razón, por la cual no se atreven a invadirlos militarmente.
Venezuela es una dolorosa enseñanza: la revolución no la hace un puñado de hombres, sino un pueblo entero. Que los verdaderos enemigos de toda revolución, siempre son internos. Que antes de tratar de cambiar las estructuras económicas y políticas, se tiene que EDUCAR al pueblo, hacerlo consiente y responsable. Y que, todos los poderes económicos, se unen en uno solo, contra la aspiración de justicia, libertad y autodeterminación de un pueblo.


Visite

                                         www.toltecayol.org                                                                                                                                                     www.aquioaxaca.com                                                                                                                                 www.facebook.com/guillermo.marinruiz                                                     tiwtter@tigremarin      

domingo, 9 de abril de 2017

LOS GACHUPINES DE ESPAÑA Y DE MÉXICO.

Las desafortunadas declaraciones del Presidente de Radio y Televisión Española, nos demuestran varias cosas. 
La primera, es el bajo nivel cultural de los funcionarios españoles, pero al lado de Trump y Peña Nieto, parece que “el Mercado”, ahora “así los quiere, así los necesita”.
El Segundo punto, nos demuestra que la ideología franquista, de derecha retrograda, sigue en el poder en España. 
En tercer lugar, se puede observar que algunos españoles, “se quedaron en las dudosas glorias del Siglo XVI”. 
Y, finalmente, se observa el poder de la iglesia católica en la vida política y la conciencia de ser de la nación española. 
Porque cuando el funcionario español afirma que, “el nacimiento de Cristo y la invasión a nuestro continente, son los dos hechos más importantes de la historia de la humanidad”, nos demuestran la ignorancia y el fanatismo de algunos españoles en el poder, por supuesto, -por fortuna-, no todo el pueblo.
La ignorancia, no solo de quiénes eran los mexicas, que no “aztecas”, -y, sobre todo-, la ignorancia de no saber qué hicieron los españoles en América en tres siglos de Colonia, en donde por el robo, la explotación, el holocausto (la muerte de más de cien millones en los primeros cien años) 
y el epistemicidio (la destrucción de la sabiduría y el conocimiento de una de las civilizaciones más avanzadas de la humanidad), la paupérrima Europa, se capitalizó e inició el capitalismo; y lo siguen haciéndolo hasta nuestros días. 
España tiene una inversión de 57 mil millones de dólares en México, y todos sabemos que esas “inversiones” son depredadoras y en algunos casos, fraudulentas.
Este pobre hombre, que a lo mejor solo ha leído un libro en su vida (La Biblia), no sabe que los musulmanes invadieron la península ibérica ocho siglos, y no tres, como ellos a nosotros. 
No sabe, que los musulmanes, respetaron las religiones que existían en Iberia, como eran los arrios, los católicos, los judíos y las religiones originarias. Jamás trataron de imponer con la fuerza y la cimitarra a Alá. 
Y seguramente no sabe que, antes de la llegada del islam, los pueblos de la península eran bastante barbaros y salvajes, que fue, gracias al desarrollo de la ciencia y el comercio por los árabes, que el Sur de la península, en su momento, junto con Bagdad, eran los lugares más avanzados del continente Euroasiatico-africano.
Gente ignorante como el Sr. José Antonio Sánchez, puede llegar a comparar a los mexicas con los nazis, e ignorar, que Francisco Franco, el dictador español, fue aliado de Adolfo Hitler y del ejercito nazi. 
Que recibió la ayuda militar para bombardear y derrotar al pueblo español, para derrocar a la República democráticamente constituida e implantar una dictadura fascista de cuarenta años en España.  
Habla de un “imperio”, donde existió una confederación conocida como La Triple Alianza, es cómo decir, "el califato de Inglaterra", es un craso error.  
Confunde a los mexicas con los imaginarios e inexistentes aztecas. 
Cree que la corona española fue movida por un divino y santo impulso de “evangelizar y civilizar”, es decir, imponer con el asesinato y el robo, una religión trastocada de Medio Oriente y un sistema económico explotador, es otro error. 
Destruir, una religión originaria que tenía más de cinco mil años e imponer violentamente un nueva religión, porque debe recordarse que fue hasta 1492, 
cuando Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, se auto proclaman “reyes católicos”, por la razón que en la península, gran parte de la gente, por siglos, profesaba otras religiones, por lo cual, el que no fuera católico, se veía en la necesidad de abandonar la península con lo que llevaba puesto.
Lo que es inadmisible, es que, en México, muchas personas se creen españolas, aunque tengan 13 generaciones de vivir en el país. 
Esta gente, en muchos casos, piensa igual o peor que el pobre Sr. Sánchez. 
Presumen “su pasaporte” español, desprecian la tierra que les dio asilo, explotan despiadadamente a la gente originaria que los ha hecho ricos, sea porque trabajan para ellos, o sea que les compran sus mercaderías o usan sus servicios. 
Esta gente es más despreciable que el tal Sr. Sánchez, porque no son, ni españoles ni mexicanos, ni de aquí ni de allá, son descastados, bastardos. 
En España los apodan con desprecio “indianos” y aquí, no los quieren por “gachupines” (porque le chupan la sangre al pueblo). 
La ignorancia y el fanatismo, como los del dicho Sr. Sánchez, son el azote de la humanidad. 
Descolonizar es dignificar. 

Visite www.toltecayotl.org