miércoles, 16 de octubre de 2013

ACTIVIDADES EN BAJA CALIFORNIA


Fui invitado por el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) al Primer Festival y Encuentro de Lenguas Indígenas de Baja California” que se realizó en Ensenada en el Centro Cultural Riviera los días 11 y 12 de octubre. Una buena experiencia de encuentro entre los “PUEBLOS ANAHUACAS” que viven en BC, haciendo a un lado las divisiones que hace la cultura dominante para dividirnos y fragmentarnos. 



Ahí tuve la oportunidad de conocer al abogado mixteco Francisco López Bárcenas a quién lo he leído mucho en el periódico La Jornada, dado que es un abogado experto en la defensa de los derechos de los pueblos anahuacas.


 

Excelente fue su video titulado “EL FUEGO Y LAS CENIZAS los pueblos mixtecos en la guerra de independencia” que presentó en el evento. Agradecemos sus atenciones y la generosidad de poner completos sus libros en www.toltecayotl.org



De regreso en Tijuana el lunes 14 tuvimos la oportunidad, gracias a las gestiones de Edgar Peña, Gabriela Mariscal y otros amigos,  de dar dos pláticas, en la mañana para los alumnos y maestros del Centro Universitario Tijuana y por la tarde en el CECUT abierto a todo público. De este evento me permito presentar la reseña que realizó Don Celerino Peña.  


“El Maestro Guillermo Marín, en su magistral conferencia del pasado 14 de octubre en la Sala de usos Múltiples, del Centro Cultural Tijuana fue enfático y contundente, al señalar a su auditorio la ignorancia en que vivimos con respecto a nuestras raíces y la esencia misma de lo que fue nuestro pasado cultural, hemos vividos 500 años de dominación colonial, somos extranjeros en nuestro propio país, primero fuimos colonizados por España y esta dominación ha quedado tatuada en nosotros, que no falta quien diga con orgullo, mi abuelo era español, después vino la dominación cultural francesa, en los tiempos del Porfiriato, todos querían imitar a los franceses, en los últimos cincuenta años, hemos vuelto la mirada hacia el norte y quisiéramos ser como los gringos. Pareciera que no queremos darnos cuenta, que somos descendientes de una de las civilizaciones más antiguas pero sobre todo una de las civilizaciones más importantes del planeta.




En el planeta existen seis civilizaciones autónomas, es decir civilizaciones con origen propio. Estas civilizaciones son Mesopotamia, Egipto, India, China, La Zona Andina y El Anáhuac, (el impropiamente llamado México a partir de la también impropiamente llamada Independencia) Estas Civilizaciones Madres, llamadas así porque no tuvieron “Prestamos Culturales” de otros pueblos. Sino que por el contrario aportaron elementos culturales para beneficio de otros pueblos.




Por ejemplo mientras que otras civilizaciones se aprovecharon plantas productoras de alimentos como el caso de los chinos con el arroz, los Mesopotámicos con el trigo, los Viejos Abuelos crearon por medio de ingeniería genética el maíz. Esta planta por lo tanto es prácticamente un invento de los antiguos habitantes del Anáhuac. El chocolate, el aguacate, la vainilla, el amaranto, el chicle, y muchos más productos aportaron nuestros Viejos Abuelos al mundo.


Los niños del Anáhuac, recibieron antes que ninguna otra civilización antigua, educación obligatoria y gratuita. El sistema educativo se impartía para los niños en los Telpochcalli, y el Cuicacalli y para los jóvenes, la institución educativa era el Calmécac, en estas instituciones, más que instrucción recibían educación, porque instrucción es recibir conocimientos, y educación es recibir valores.




La civilización del Anáhuac, tenía una extensión territorial que va de Nicaragua hasta el norte de Estados Unidos y abarca un periodo de 7500 años y está dividido en tres periodos: El Preclásico, cultura Olmeca de 5800 años; El Clásico, Cultura Tolteca de 1050 años y El Postclásico o decadente, Cultura Mexica de 196 años. De esto se deduce que el nombre de México para nuestro país está mal aplicado, pues esto sería en razón de la cultura Mexica, que solo abarco un periodo de 196 años y una área de dominación limitada al centro y la costa del golfo de México, al sur los Mayas y al oeste los Purépechas nunca fueron dominados por los Mexicas. El nombre de México, fue el que los criollos le dieron a su país, cuando se quitaron el yugo de los gachupines, a nosotros nunca nos tomaron en cuenta para buscarle nombre a nuestro país, para lo único que si nos tomaron en cuenta, fue como carne de cañón, cuando el criollo Miguel Hidalgo, llamo a los indígenas a “matar gachupines”, pero para beneficio de ellos, los criollos.


Cada año nos hacen creer que la lucha de 1810 nos hizo libres y soberanos, cuando no hemos terminado de descolonizarnos, solo hemos cambiado de colonizadores, siempre hemos servido a extranjeros avecindados en nuestra tierra, les hemos dado de comer, los hemos dejado explotar nuestras riquezas naturales y llevarse los beneficios a sus países, los hemos dejado apropiarse de nuestro patrimonio cultural. Sabe usted quienes son los propietarios de los edificios más representativos del centro histórico de la ciudad de México? Sabe de quién son los edificios del centro de Oaxaca? Desde luego no son las familias descendientes de Zapotecas, Chichemecas o Mexicas. Por solo mencionar algunos: Slim Helú, O’Farril, Azcarraga Jean, Servitje Sendra, alguno de estos apellidos le suena como que sea descendiente de los Viejos Abuelos?





Muchas cosas más dijo, imposibles de incluir en un espacio como este, pero el Maestro Guillermo Marín, hizo que su auditorio reflexionara, sobre la necesidad de despertar de este adormecimiento. Al terminar la conferencia me acerque al Maestro y le dije “gracias por la regañada” porque en verdad necesitamos que alguien nos despierte a la realidad y nos quitemos al fin esta colonización cultural que nos agobia, no podemos seguir siendo “extranjeros incultos en nuestra propia tierra.”


Dra. María Chávez

El Maestro Marín, dejo a disposición de los interesados, una página web, donde encontraras toda la información incluida en esta conferencia, así como otras conferencias, libros escritos por él, que se pueden bajar de la red. El sitio es:
 http://www.toltecayotl.org/tolteca/ — ".



En En Centro Cultural Tijuana con Edgar Ehecatl Peña Silva y Esther Silva Carrazco.

Visite www.aquioaxaca.com


 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Maestro Marin lo felicito ampliamente, pocas veces he escuchado con tanta sencillez y claridad una visión de lo que somos los mexicanos, concuerdo con usted de que somos extraños en nuestro propio país, no conocemos en verdad su historia y su cultura. Gracias por su trabajo pero debería llegar a millones de mexicanos para que despierten, gente como usted nos levanta el decaído ánimo. Espero que el cecut lo vuelva a invitar.

Jorge Lozoya chavez dijo...

Me toco en suerte presenciar la exposición del Maestro Marín, que tan sucintamente reseña el Sr. Peña con quien coincido en sus apreciaciones. Escuchar a Don Guillermo es un tanto abrumador, los datos desfilan en abundancia y los razonamientos me parecieron innegables. Si tan solo la mitad del análisis de Guillermo Marín fuese "científicamente" comprobable, y en buena medida puede serlo, bastaría para demostrar la ignominia con que hemos asumido y vivido nuestra historia, sin embargo, el sentido común de sus planteamientos le da autoridad de estudioso y conocedor del tema. Gracias Maestro, lo esperamos de nuevo por Tijuana.
Jorge Lozoya Chavez

Anónimo dijo...

Cierto en valores absolutos y relativos
Saludos
Luis Wintergerst Toledo