viernes, 7 de noviembre de 2014

EL PAVOROSO IMPERIO DEL BECERRO DE ORO


 
Supuestamente el ser humano “que hoy somos”, vive en civilizaciones desde hace diez mil año. Según los expertos, el ser humano vivió en la prehistoria 30 mil años antes de inventar la agricultura y convertirse en pueblos sedentarios.

 
Pues bien, de esos 10 mil años de vivir en comunidad y del cultivo de la tierra, en los últimos 500 se creó una forma diferente de entender, significar y vivir la vida. En efecto, a partir de 1492 (fecha simbólica) se termina “el mundo antiguo” y se inicia el mundo moderno o la concepción ideológica llamada “la modernidad”.

 
Con la invasión del continente americano y a través de las miles de toneladas de oro, plata y recursos robados al esclavizar a los pueblos originarios, los paupérrimos y salvajes reinos europeos se empezaron a “capitalizar” surgiendo el capitalismo.

 
Este es el inicio, -abierto y declarado-, de “los Mercaderes” de arrebatarles el poder a los reyes y emperadores (autoridades en general), primero de Europa y después de todo el mundo. Durante 9500 años el “poder” había estado en manos de linajes, jerarquías, cofradías, etc., que de una u otra forma pretendía o asumían el poder “por designio divino”, por lo cual era sagrado, independientemente de la religión en donde se apoyara. Los Mercaderes, que son los adoradores del “becerro de oro”, por más riquezas que tuvieran no podían acceder al Poder, que era reservado solo a estos linajes.


Los Mercaderes eran mantenidos por medio de férreos controles con los que limitaban sus “posibilidades” de intervenir y encausar a los pueblos en sus ambiciones de poder y beneficios económicos. Razón por la cual, los Mercaderes, decidieron luchar por “sus derechos” y la bandera que enarbolaron fue la de “LA LIBERTAD” y la asumieron como el bien más importante del ser humano.

 
Los Mercaderes pretendieron dese esos tiempos tener una patria propia donde ellos impusieran su ley y después al mundo a partir del pleno y total e irrestricto derecho a acceder al dominio sobre el mundo. Este derecho lo disfrazaron con la búsqueda de “la libertad”.

 
Libertad de comerciar, atesorar, comprar, explotar, someter por medio de sus riquezas los pueblos, a las personas y las estructuras de organización, tanto públicas como comunitarias. Los Mercaderes necesitaban cambiar las milenarias leyes de los pueblos para tener plena libertas de explotar y enriquecerse sin ninguna limitación.

 
Después del tsunami que representó la entrada de oro y plata a los comerciantes europeos, que primero se asentaron en Sevilla, pero posteriormente en toda Europa, especialmente los que se avecindaron en Ámsterdam y luego en Londres, comenzó una estrategia subterránea y silenciosa por “minar” las estructuras del sistema de gobierno de las monarquías.

Se empezó a preparar el nuevo orden social. Se financió y alentó a una nueva clase de gente,  “los intelectuales”, que empezaron a pensar en otro tipo de sociedad al formular un nuevo “contrato social” y crear los “derechos individuales”, quedando atrás los comunitarios. Se alentó la búsqueda de ideas y razones por las cuales los pueblos se temían que sacudir de las monarquías. Y se “inventó” la democracia supuestamente tomada de la cultura grecolatina.

 
Para ello, se creó a una plaga humana que ha medrado a los pueblos desde su origen en “La Asamblea”. Los políticos crearían el marco legal de la burguesía al poder. Los políticos son personas sin principios y valores que por el poder y el dinero ilegítimo (emanado de él), luchan entre sí, teniendo como objetivo partir, fragmentar y dividir a la sociedad, para debilitar el “bien común” en favor del “la iniciativa privada” de los Mercaderes.

 
Se crearon las logias masónicas para formar cuadros de “la sociedad civil”, especialmente de los pequeños comerciantes y aquellos que tenían un oficio o profesión reconocida, para que remplazaran a los cuadros administrativos de la monarquía y de la iglesia. Se le abrió las puertas al bajo clero para invitarlo al nuevo orden social donde el dinero sería el motor de la vida humana y la nueva religión “el culto al becerro de oro”.

 
Se financió con la gente más pobre de París un estallido social, que pomposamente llaman “Revolución Francesa”, que terminó en un golpe de Estado a la monarquía y posteriormente se utilizó a Napoleón para destruir los reinos y crear las nuevas repúblicas…en las cuales, el dinero y sus personeros (políticos) cabildearían por la libertad y los derechos de los Mercaderes.

 
El argumento es que “¿el pueblo?” necesitaba un gobierno nacido de él y para él, que garantizara LA LIBERTAD, la propiedad privada y la iniciativa privada, el comercio y el uso de la fuerza para defender “la libertad” de los enemigos internos y externos. La verdad sucedió  exactamente todo lo contrario.

 
Al final, los Mercaderes terminarán siendo más despiadados e inhumanos que los monarcas y los pueblos vivirán en el esclavismo más brutal y explotador. Las “leyes del Mercado” que no tienen ninguna responsabilidad social e histórica, no solo explotan al individuo sino fundamentalmente le quitan los derechos más esenciales de vida, conciencia y libertad. La Naturaleza se convertirá en el enemigo a “dominar y explotar” y los pueblos en un insumo y un “mercado”.

 
El nuevo tirano será el Mercado, la religión será desbancada por la ciencia, la sabiduría por la tecnología, el motor de la sociedad moderna será la economía y el DINERO el nuevo dios que garantiza el consumo y con ello “la felicidad humana”.

 
El planeta pasará a ser gobernado por poderosas e invisibles sociedades anónimas, quienes determinarán las economías de las regiones, los contenientes, los países y los pueblos. Desde un misterioso espacio invisible e impalpable para el común de las personas comunes, estas organizaciones criminales sin rostro moverán los hilos invisibles de la economía, la geopolítica y las guerras.

 
Esta, -macro fuerza supranacional-, a través de diversas empresas trasnacionales irán poco a poco, pero de manera sistemática y eficiente, apoderándose de las economías, regionales, nacionales y continentales. Impondrán, no solo gobiernos y sus funcionarios que estarán a su servicio, sino que impondrán nuevos paradigmas, valores, visiones del mundo, la vida, la felicidad, el éxito, el fracaso, la moda, etc.

 
Crearán nuevos hábitos y costumbres personales, familiares y sociales, así como alimentos, enfermedades, diversiones, paradigmas. A través de los medios masivos de información y las nuevas tecnologías mantendrán a la gente hipnotizada y enajenada. Lograrán que la gente no piense, no tenga sentido común y menos conciencia y aspiraciones de trascendencia en el plano espiritual. Será un mundo de zombis.

 
Estas poderosas fuerzas económicas impondrán el DINERO como el único y más elevado proyecto de realización humana y social. Todo el mundo humano girará en torno al DINERO, pero “ellos”, lo tendrán todo. El frenesí del dinero será la energía que mueva los motores de los gobiernos, las empresas, las familias y las personas.

Para alcanzar esta meta, se ha logrado corromper totalmente a los gobiernos y las instituciones políticas de cada país. Los mercaderes representan una fuerza tan poderosa que pueden crear de la noche a la mañana a los políticos, los líderes sociales, los artistas, etc., y al mismo tiempo, en un instante, desaparecerlos. Como todo se mueve con y por DINERO, los Mercaderes manejan a su antojo a los gobiernos a través de sus empleados llamados políticos. Los Mercaderes manejan a su antojo las “democracias” porque éstas se mueven con…DINERO, y ellos tienen todo el dinero del mundo, es decir, todo el poder.
 

Las diferencias a nivel de países de esta acción perversa del Mercado, radica en el grado de conciencia, educación y participación ciudadana de cada pueblo. En la medida que ésta es grande, los políticos se ven sometidos a las presiones y escrutinio público por lo que los Mercaderes tienen un poco más restringidos sus poderes al ser “supervisados” y llamados a cuentas a sus empleados los políticos.

El punto es que se tiene que convencer a los pueblos a través de aparentar que las democracias funcionan, que existen tres poderes independientes, que los partidos políticos y sus políticos son instituciones y personas preocupadas y responsables con sus pueblos. Los medios masivos y la élite de gente que se beneficia con “el sistema” trabajan todos los días eficientemente para hacer creer a las personas que “el sistema” si funciona y funciona muy bien. Para ello existe todo el dinero del mundo, las tecnologías y las instituciones, así como “las mentes más brillantes” que se venden al sistema.

En algunos países, muy pocos y pequeños, los Mercaderes permiten que da alguna manera que “funcione bien el sistema”, justamente para demostrar a todos los demás su viejo y cínico adagio, “que lo que no funcionan son las personas, pero que el sistema es muy bueno”. No bueno, sino ¡el mejor!, que el ser humano ha creado en estos diez mil años, por ende el único debe existir sobre la Tierra, y que no se debe de pensar en cambiarlo o modificarlo. Este es justamente el engaño.

Los pueblos ingenuamente piensan que si “cambian a las personas en el poder”, los problemas estructurales se resolverán. Cuento de nunca acabar con las corruptas elecciones. Cuando el pueblo se cansa de los engaños de los políticos, los Mercaderes los cambias a través de su “democracia” o otros iguales o peores.

En la mayoría de los países que son históricamente los aportadores de los recursos naturales y la mano de obra esclava. “El sistema” se encarga de que la gente sea mucho más ignorante, pierda su educación ancestral y sus tradiciones y costumbres. Pero sobre todo, que se enajene y embrutezca. Entre más ignorante y pobre sea el pueblo de un país es más fácil utilizar las instituciones del Estado para servir a los Mercaderes.

A mayor educación, conciencia y participación ciudadana, menor margen de acción de los Mercaderes y sus empleados los mentirosos políticos y sus cleptómanos funcionarios.

En el México de 2014 estamos llegando al resquebrajamiento de la estructura colonial que se implantó desde 1521 por medio de la invasión española, y que fue transformada en 1821 por la traición de los ambiciosos criollos en un neocolonialismo disfrazado de democracia bananera. Estas peligrosas fracturas que están sufriendo “el sistema neocolonial” son producto de la incapacidad, opacidad y corrupción de los “Mercaderes locales” y sus irresponsables empleados los políticos.

Con una cortina de humo se trata de hacer creer al pueblo que existe una democracia y una división de poderes. Totalmente falso, lo que existe un pacto de impunidad que inicia con las personas más ricas del país y que termina en la administración pública en sus tres niveles y desde luego, en los partidos políticos. Los Mercaderes locales están a su vez al servicio del “gran orden mundial” del culto al “becerro de oro”.
 

Todos los partidos políticos, -sin excepción-, coludidos y a las órdenes de los capitales locales y los transaccionales, así como la alta y media burocracia, que se ha constituido como una “rancia monarquía hereditaria”, forman un perverso entramado inconfesable por sus mezquinos y antipatriotas intereses, pero sobre todo por su PACTO SECRETO DE ABSOLUTA IMPUNIDAD. Entregan cínicamente los recursos de la Nación a las empresas extranjeras e inhumanamente condenan a todos los trabajadores a ser esclavos famélicos de sus empleadores, para que estos hagan más DINERO del sufrimiento y la degradación del pueblo.

Un puñado de personas históricamente se ha organizado secretamente fuera de la Ley, para apoderarse del más importante y valioso “bien común del pueblo” que es su gobierno. Se han apoderado de las instituciones es sus tres niveles de gobierno y las usan para delinquir “legalmente”. Reforman la Constitución para su beneficio y para servir a sus amos. Se asocian con el crimen organizado y mantienen en el país un clima de TERROR, para que nadie se atreva a protestar. El país lo han convertido en una inmensa fosa clandestina.


Todo comenzó con las matanzas de Cholula y del Templo Mayor, y han seguido sistemáticas y permanentes, hasta llegar a Tlatlaya e Iguala. Han sido millones de muertos por las armas, las enfermedades y la pobreza en estos cinco siglos. El pueblo lo único que tiene para su defensa es su conciencia y su organización. No es como la del respetable Dr. Mireles, por medio de las armas. Es en cambio, con la organización para la exigencia del cumplimiento estricto de la Ley y el fortalecimiento del Estado de Derecho.





 
 
 

 

 

7 comentarios:

Don Julio dijo...

Los apellidos de familias que han desgraciado al mundo y a la humanidad y aún lo siguen haciendo:

1) Astor
2) Bundy
3) Collins
4) DuPont
5) Freeman
6) Kennedy
7) Li
8) Onassis
9) Reynolds
10) Rockefeller
11) Rothschild
12) Russell
13) Van Duyn
Además las siguientes 4 familias o clanes, estan interconectadas con las 13 grandes familias mencionadas.Son las siguientes:

Familia o clan de los Reynolds
Familia o clan de los Disney
Familia o clan de los McDonald
Familia o clan de los Krupp

JOSE LUIS ARREOLA dijo...

Guillermo, te felicito por tu honestidad y tu espíritu de lucha. Son pocas las personas que deciden dedicar su vida a la búsqueda de la verdad y del bien común. Disiento contigo en un punto fundamental: no todos los europeos fueron iguales; hubo una gran diferencia entre el modelo hispano y católico (virreinatos) contra el anglosajón y protestante (colonias). Inglaterra, Holanda, EEUUAA desde el inicio fueron dirigidos por la judeo-masonería, mientras que España trató de contener su dominio. Desafortunadamente, poco a poco fueron venciendo e imponiendo sus ideas: "libertad", "igualdad", "fraternidad", "democracia", "libre mercado", etcétera. Te invito a buscar los libros de Salvador Borrego (tal vez ya los leíste y no te convencieron). Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=Tscje46K4xQ&list=PLqBiROD2E3JG6Hlv1x2C0TROrZvDsGGKd

Anónimo dijo...

Muy interesante, es un tema que se presta a polémica pues como usted los llama -los mercaderes- han esparcido mucho humo negro y muchas luces de colares para ocultar sus infamias y la gente común poco sabe de la verdad y quienes mueven verdaderamente al mundo occidental desde hace mucho tiempo. Bien, siga dándonos luz. Gracias. Mateo Valverde.

Anónimo dijo...

Maestro Marín, permitame felicitarlos a usted y a su valioso equipo, su programa de radio es de lo mejor. Siempre fresco e intenso, nos contagia la vehemencia de recuperar nuestra cultura para vivir mejor. En la casa lo disfrutamos cada jueves y los estamos gravando para escucharlos más veces pues es mucha información. Familia Rojas.

Anónimo dijo...

Marin eres un filósofo de la catástrofe nada te parece y todo lo ves mal tienes cáncer en el cerebro, estas frustrado y resentido contra la sociedad, te leen solo tus bastardos seguidores hijos del mal, sino ardes vivo en este mundo lo harás en el infierno traidor de la patria !viva México!

Don Nemo dijo...

Fundamentalmente coincido en todo, pero tengo una DISCREPANCIA, ...

"Para ello, se creó a una plaga humana que ha medrado a los pueblos desde su origen en “La Asamblea”"


La asamblea es una herramienta de la DEMOCRACIA DIRECTA, por mi cultura asambleísta y mi profunda conviccion en la COMUNALIDAD te dire que estas ERRANDO EN TU NARRATIVA más tu analisis en verdadero cuandose se cae en el ASAMBLEISMO desprovisto de los otros tres elementos que integran la comunalidad.


LA COMUNALIDAD
1.- Territorio
2.- Asamblea
3.- Fiesta comunal
4.- Trabajo Ccomunal


EL ASAMBLEISMO es ir de reunion e reunion, dejandole a los LIDERES el cumplimiento de los acuerdo, que de no ser recordados por los asambleistas se olvidan y no surten efecto; ser asambleistas es estar en un ir y venir de asambleas, luego te refugias en casa olvidandote del mundo. En la COMUNALIDAD los lideres MANDAN OBEDECIENDO, los asistentes a la ASAMBLEA COMUNAL son constante en sus decisiones pues le tienen amor a su pueblo y territorio por que en el trabajan, invierten tiempo en los TEQUIOS, le tienen amor a su tierra, etc.


ME GUSTARIA que pudieran hacer una diferencia entre el ASAMBLEIMOS EUROPEO -capitalista o socialista es lo mismo- Y DE LA ASAMBLEA COMUNAL -Calpulli, los Consejos, los "portadores de la voz, tlatoanis", etc.- Estare atento a tu respuesta amigo.

Guillermo Marín dijo...

Usted ya se respondió, con un sentido crítico y "de buena fe", y viendo las imágenes, por supuesto que nos referimos a la Asamblea de la Rev. Francesa, que dio origen a las dos cámaras en la democracia representativa. Le recomiendo que viste www.toltecayotl.org