viernes, 15 de abril de 2016

LOS EUROMEXICANOS, LOS MEXICANOS Y LOS ANAHUACAS

En este país desde 1521 los que detentan el poder político, económico, social y cultural son extranjeros. Lo que han vivido “los hijos de los hijos de los Viejos Abuelos” en estos cinco siglos, sean “indios, campesinos, obreros, empleados, desempleados; en síntesis: LA PROLE, ha sido y sigue siendo, un verdadero infierno.
 
Los que empezaron a llegar al Cen Anáhuac desde 1519 destruyeron las milenarias instituciones, leyes y autoridades del Anáhuac, para imponernos sus leyes, autoridades e instituciones COLONIALES durante tres siglos.
 
Y después de que los criollos echaron a los gachupines del poder y del Virreinato de la Nueva España, fundaron en 1821 “su país”, al que llamaron equivocadamente “México”, manteniendo el sistema colonial, pero disfrazado de una “república bananera”.
 
En los dos últimos siglos los criollos han fortalecido y refinado el poder NEOCOLONIAL, buscando siempre alianzas con países y capitales extranjeros para someter y explotar a los pueblos anahuacas y depredar sus recursos naturales.
 
Los “euromexicanos neocolonizadores” que piensan que no tiene validez este lenguaje, ideología y lucha por la descolonización del Anáhuac, los invitamos a que vean en “su Madre Patria” lo que está sucediendo. En efecto, la invasión, conquista y colonización que sufrimos nosotros, también la sufrieron los pueblos y culturas ibéricas.
 
Los castellanos a sangre y fuego “crearon” desde 1492 hasta 1516 el reino de España sobre los reinos existentes en la península.
 
Han pasado también, cinco siglos, y la herida sigue viva y los vascos, catalanes y gallegos, entro otros, siguen manteniendo la vital necesidad de ser “independientes y autónomos”.
 
Los “euromexicanos”, es decir, los descendientes sanguíneos y culturales de los colonizadores afirman que “nada ha quedado de los vencidos”, que todo acabo en 1521.
 
Que no existe la civilización originaria y que todos los habitantes de este país son “mexicanos” y que en este país, su país, todos somos iguales y que no existe racismo ni clasismo. Mitos y fantasías de la neo-colonización.
 
Solo que la verdad nos dice que existen tres clases de “ciudadanos de este país”. Los “euros y sus descendientes, los anahuacas y sus descendientes” y los mestizos desculturizados.
 
En el primer extremo están esas 200 mil “familias bonitas” de “euromexicanos” que poseen el 40% de la riqueza nacional: Gente que está en lo más alto de la pirámide social en la economía, la política, la ciencia, la cultura.

Del otro lado están diez millones de “indígenas” anahuacas que para sobrevivir al holocausto se han refugiado en los lugares más agrestes y apartados, esta clase de “ciudadanos” poseen el 1% de la riqueza nacional.
 
En medio de esta tragedia está una inmensa masa de mestizos des-culturizados llamados a secas “mexicanos”, ni de aquí ni de allá, hijos de televisa, ladinos, ignorantes de sí mismos, “morenitos en vías de blanquearse”, o como los llamó Guillermo Bonfil, “indios desindianizados”.
 
Pues bien, los “euromexicanos” han sumido al pueblo de “su país”, desde 1821, no solo en la histórica injusticia y pobreza, sino en la corrupción, impunidad y “despropósito gubernamental” más cínico y aberrante desde la implantación del neoliberalismo y la globalización impuesta por los capitales y mega empresas trasnacionales.

El servilismo, la docilidad frente al poder global, sumado a su histórica incapacidad para gobernar y administrar, están llevando a “su país” al fracaso más grande en sus dos siglos de existencia.
 
Un amigo judío alguna vez me dijo que, “el problema de México es su inmensa riqueza”.

Efectivamente, van quinientos años y no se acaba, sea el oro, la plata, la grana cochinilla, las materias primas o el petróleo, pero sobre todo, la riqueza que produce un pueblo “culto y educado” en los valores de la civilización del Anáhuac, que además de ser trabajador, sacrificado, solidario, noble; cree, porque así se lo enseñó su milenaria civilización, en las instituciones y autoridades.
 
De esta manera, ha sido en estos cinco siglos de colonización y neocolonización, que la base de este pueblo –los anahuacas- han creado la riqueza, engrosado los ejércitos que usaron los gachupines y criollos para pelar entre sí, la mano de obra que ha construido todo cuanto está edificado y los votos que llenan las urnas que validan el gobierno de los euromexicanos.
 
Ciudadanos siempre excluidos, denigrados, marginados, despojados, engañados y utilizados. Estos ciudadanos que la “patria” de los criollos les ha vuelto la espalda y siempre los ha engañado y traicionado, sea en 1810, 1910, 1926, 1988 y 2006, son la base y sustento, los cimientos y la estructura de la patria de los criollos.
 
Sin embargo, el Anáhuac no está muerto y “estos ciudadanos de tercera” tienen una MATRIA que es su civilización ancestral.

Las diferentes culturas que la conforman se han mantenido “en estado latente”, se ha refugiado allá en lo más profundo e íntimo de nuestra “esencia”…donde el euromexicano nunca se ha atrevido a penetrar.

No se olvide que fueron nuestros Viejos Abuelos toltecas los maestros “del tiempo y del espacio”. Los olmecas fueron los forjadores del movimiento “ollin y maestros de la medida “mecatl”, de ahí viene su nombre de olmecas, los maestros de “la medida del movimiento”, es decir, del Tiempo.
 
El Tiempo ha sido y es, elemento fundamental de nuestra civilización. El tiempo ha estado de nuestra parte. Ayer fue “el tiempo del no tiempo”, ahora, está muy próximo "el tiempo de nuestro tiempo”.
 
Está por salir la Luz del nuevo Sol y la oscuridad será vencida para la luminosa sabiduría de los Viejos Abuelos que se ha sabido guardar sabiamente en el fondo de nuestros corazones y alumbrará el inexorable futuro, "propio-nuestro", que nos ha sido reservado por “Aquél por quien se vive”.

 
El Futuro de la nación está en su pasado.
 
Canal ToltecayotlTV
 
 
 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Olvidas mencionar el tremendo racismo que impera aplicado de mestizos a blancos... creo que solo es XENOFOBIA.. no se debe generalizar... habemos "euromexicanos" que estamos más orgullosos de ésta tierra, que los mestizos...
Obvio no publicarás mi comentario, pero solo quería expresar el profundo racismo que vivo día a día, siendo blanca y en una comunidad de mestizos..
Un abrazo!

Guillermo Marín dijo...

Estimada "anónima", como ve usted, aquí se publica todo, porque no tenemos "la verdad en la mano", solo cuando escriben bajezas no las publicamos. Pero refiriéndome a su comentario, abría que apuntar que el "racismo" solo existe cuando es institucional por el sistema. Ciertamente el rechazo del mestizo al "euromexicano" es más un resentimiento, que no cuenta con las instituciones para hacerse una forma de vida. Y déjeme decirle que los mismos fenómenos de dan de afromexicanos contra anahuacas, y de, cierta clase de "intelectuales indígenas" contra todo lo que "no sea indígena". Muchas gracias, Guillermo Marín

Anónimo dijo...

Mi estimada anónima cuando el profe marin habla de tres caleses de mexicanos se está refiriendo a un aspecto cultural. El racismo es inherente a toda la sociedad mexicana, aun entre ustedes "los euromexicanos" que son bien racistas entre ustedes mismos. :-) Anónimo animado

Armando González Hernández dijo...

¿Racismo de mestizos contra blancos? ¡por favor! ¿Has visto alguna vez la television mexicana? esta LLENA de criollos y extranjeros dizque "naturalizados". Cuando rara vez si ponen a una persona de rasgos nativos en alguna novela es por que es la sirvienta o el ratero.

Un criollo, europeo o cualquier foráneo radicalizado México, nunca, repito, jamas se va a sentir igual de orgulloso que alguien que tiene un lazo, una connection histórica, ANCESTRAL, a esta tierra. Por eso los criollos han sido el atraso, el problema desde que el país se "independizo".

Anónimo dijo...

dales duro