jueves, 17 de mayo de 2012

Novela "Daany Beédxe el espíritu del guerrero". Fragmento



Fue entonces que llegaron los cuatro hombres por él. Lo encontraron tendido e inmóvil, sobre la piedra. Más que un cadáver, parecía una perfecta escultura, esculpido por su voluntad inflexible en la misma piedra. Cuando salió de la gruta era de noche. El cielo estaba completamente estrellado y sin luna. Águila Nocturna jamás en su vida había sentido de esta manera la bóveda celeste. La vida láctea era un río de estrellas luminosas, que le daban la bienvenida. Serpiente de Fuego y Águila Nocturna pasaron cinco días más en La Ciudad de los Muertos (Mitla), pues el muchacho tenía que reponerse del desgaste sufrido en su Batalla Florida.



El camino a las puertas de DAANY BEÉDXE (Monte Alban) fue recorrido lentamente, Serpiente de Fuego sabía muy bien que eran los últimos momentos que estaría con su inmaculado alumno. Era la tradición que había que llegar por la mañana a "La Tierra del Gemelo Precioso" (Xoxocotlán). Por lo que maestro y alumno tuvieron tiempo suficiente, para realizar su última plática. Serpiente de Fuego inició de la siguiente manera:



-Escúchame bien, amada piedra preciosa, bella pluma de quetzal. Estamos llegando al final de nuestro camino, mañana te entregaré a las puertas de "La Tierra del Gemelo Precioso" y probablemente nunca más me verás, a mí y todos los que conmigo fuimos tu primera casa. Con nosotros naciste, brotaste y puliste tu piedra interior. Con nosotros te forjaste “un rostro propio y un corazón verdadero”. Por nuestra boca hablaron los Viejos Abuelos toltecas, como una flor con su sabiduría te fuiste alimentando. Por nuestros actos se expresa el corazón. Ya sabes que estamos de paso en esta vida por breve tiempo, para florecer el corazón y llegar a la casa de nuestro Señor el Sol. Ya sabes que la Batalla Florida logra humanizarnos, ya sabes que sólo siendo lo mejor de uno mismo, en todo cuanto hacemos, sentimos y pensamos; podemos pulir la piedra en bruto que llevamos dentro, hasta hacerla una piedra preciosa. De este modo, la responsabilidad de nuestros actos es indispensable para que el guerrero logre florecer su corazón.



Águila Nocturna; quiero decirte que has sido el mejor alumno de nuestra noble institución hasta el día de hoy; nuestro más preciado fruto florecido. Pero es justo decirte también, que esto de nada te servirá para lo que te espera en DAANY BEÉDXE. Todo lo que has aprendido, de muy poco te ayudará mañana; acaso todo se resume en la integridad y templanza, en el desarrollo de tu fuerza de voluntad, en que has logrado esculpirte un rostro propio y forjarte un corazónverdadero.



Mañana iniciaras un viaje sin retorno. Te internarás en los misteriosos y aterradores caminos del conocimiento secreto de los Viejos Abuelos toltecas. Conocimiento que sólo puede revelarse a "Las Tunas Florecidas del Nopal". Muy pocos han llegado a donde tú estás; y muchos menos, logran traspasar las puertas de "La Tierra del Gemelo Precioso" y de esos cuantos, muy pocos llegan al conocimiento secreto de los Viejos Abuelos toltecas que está en DAANY BEÉDXE. De modo que lo que te espera, es maravilloso, inconmensurable y aterrador.



DAANY BEÉDXE es una de las casas más antiguas de los Viejos Abuelos toltecas en el mundo. La montaña en que se encuentra, es junto con estos valles, un lugar magnético y poderoso; de esta, nuestra amada Madre.


 
Como sabes, la tierra es un ser vivo. Nuestra Madre querida está viva, siente y se va a morir. Como todo ser vivo, tiene partes más sensibles e importantes que otras. La razón de la existencia de DAANY BEÉDXE obedece a esta causa. En este lugar, el cielo y la tierra están en contacto directo y permanente. Los campos de energía, además de ser especiales; los hombres, a lo largo de cientos de atados de años, los han transformado de manera muy particular, para ser usados de manera casi ilimitada.



Nunca más regresarás entre nosotros, en este momento ya somos fantasmas para ti, polvo en el camino. Sin embargo, si fracasas en tu intento de ser uno más, entre los guerreros de DAANY BEÉDXE; te disolverás en la bruma del olvido, nadie de ti se acordará. Pero si triunfas en tu intento, vivirás eternamente entre nosotros.


 
Águila Nocturna se quedó viendo profundamente a su tutor por un largo tiempo. Se incorporaron; en un emocionado abrazo, el joven le entregó a su tutor, todos los sentimientos que le unían a su pasado. Después dio vuelta y aligerado, se dirigió a las puertas de "La Tierra del Gemelo Precioso", con el sol naciente a sus espaldas y repitiendo un verso entre su mente y su corazón:



"Del interior del cielo vienen

las bellas flores, los bellos cantos.

Esfuércese, quiera las flores del escudo,

las flores del Dador de la vida.

¿Que podrá hacer mi corazón?

En vano hemos llegado,

en vano hemos brotado en la tierra.

¿Solo así he de irme

como las flores que perecieron?

¿Nada quedará de mi nombre?

¿Nada de mi fama aquí en la tierra?

¡Al menos flores, al menos cantos!

¿Que podrá hacer mi corazón?

En vano hemos llegado,

en vano hemos brotado en la tierra.

Aquí en la tierra es la región del momento fugaz.

¿También es así en el lugar

donde de algún modo se vive?

¿Allá se alegra uno?

¿Hay allá amistad?

¿O solo aquí en la tierra

hemos venido a conocer nuestros rostros?”



"La Tierra del Gemelo Precioso" era una población muy especial, diferente a todas las comunidades del valle. Tan antigua como DAANY BEÉDXE, era la antesala a la montaña sagrada. La tradición señalaba que ningún pueblo podía vivir en los lugares cercanos a la Montaña Sagrada. En La Tierra del Gemelo Precioso vivían muchas personas, mujeres y hombres, que trabajaban afanosamente por el mantenimiento y apoyo de la ciudad de los artistas de la piedra interior, llamada La Montaña del Jaguar. Su vida estaba voluntariamente consagrada, a servir a los mantenimientos de los seres humanos, que luchaban por llegar a convertirse en dioses. "La Tierra del Gemelo Precioso" era el lugar donde se realizaba la última prueba a los aspirantes, que pretendían ascender a DAANY BEÉDXE (Monte Alban).



Fue recibido en las puertas de la ciudad, por un hombre vestido de blanco, que sin pronunciar ninguna palabra lo condujo a una de las plazas del lugar. Frente a la entrada de una de las habitaciones, un anciano amablemente lo invitó a pasar y tomar asiento en un petate. La habitación era fresca y ventilada.

-Muy largo el camino para llegar hasta acá -dijo el anciano con un tono cálido y amable-. Mi nombre es Piedra Quemada. Lo importante, es que el día apenas comienza y tú eres muy joven.

El Valle de Etla te manda como su exquisito fruto, su tuna por florecer, como su manojo de plumas de quetzal, como su piedrita preciosa sin pulir.

El Señor y La Señora de La Muerte, te dejaron regresar de sus oscuros dominios. Esta es apenas, tu carta de presentación ante nosotros, "Los Guardianes del Camino".

Sin embargo antes de iniciar, quiero contarte una historia:



Como tú sabes, cuando las divinidades decidieron crear el Quinto Sol, crearon al hombre y a la mujer de los "huesos preciosos" de los seres humanos que murieron en el Cuarto Sol. Para ello, enviaron a La Serpiente Emplumada a la Casa del Señor de La Muerte, en donde descansaban estas reliquias. La Serpiente Emplumada con ayuda de los gusanos, abejas y fundamentalmente de su doble, llamado "el Gemelo Precioso", después de muchas adversidades, logra rescatar los "huesos preciosos" de la tierra de los descarnados, y con su sacrificio, les da vida. Por ello, "El Gemelo Precioso" es el símbolo que dejaron los Viejos Abuelos, para hablarnos del cambio, de la mutación.



La Serpiente Emplumada actúa desde la superficie del mundo, hasta casi tocar, en su vuelo celestial, al Señor del Cerca y del Junto, al Águila... al Sol. Pero cuando tiene que ir debajo de la tierra, a las profundidades de la materia, en donde gobierna El Señor de la Muerte; entonces, para poder actuar, se convierte en "su doble", en "El Gemelo Precioso".



La Serpiente Emplumada está representada por el planeta Venus; que es la Estrella de la Mañana y El Lucero de la Tarde. Pero en los días que no se ve en el cielo, se supone que está cruzando por el inframundo, luchando contra la inercia de la materia, convertida en El Gemelo Precioso, quien combate por rescatar el Germen del Espíritu, que está atrapado en la materia, que por inercia cae, en las profundidades de la región de los muertos, en la oscuridad, en la ignorancia. La Serpiente Emplumada es un símbolo, como todo, frente a lo desconocido.



Símbolo con el que nuestros Viejos Abuelos toltecas nos enseñan, que las leyes del universo, que someten a la materia a su degradación y muerte; solo pueden ser vencidas por La Serpiente Emplumada o el también llamado Señor del Viento. Porque solo “el soplo espiritual, el soplo divino”, es el que vence a las leyes que someten a la materia a su degradación y destrucción; La Serpiente Emplumada aproxima y reconcilia a los opuestos. Transforma a la muerte material, en vida espiritual. De esta manera La Serpiente Emplumada y El Gemelo Precioso, son una unidad, un par complementario que representan: Uno, al guerrero penetrado por los dardos de la conciencia, que le revelan su origen celeste y al mismo tiempo, su fatal destino, de caer en la inercia de la materia; y el otro, el peregrino intrépido, que llega hasta las mismas profundidades de la materia, hasta la misma casa del Señor de la Muerte, para apoderarse del secreto de su esencia divina, de la maravillosa posibilidad de su resurrección, a través del sacrificio.



El lugar milenario en donde te encuentras, lleva el nombre de "La Tierra del Gemelo Precioso" y está a las puertas de la montaña sagrada, DAANY BEÉDXE (Monte Alban), porque es más que un símbolo, es una terrible realidad para los que aspiran a llegar a ella. Igual que el Gemelo Precioso, tú tendrás que ir al fondo de tus personales infiernos, a la última realidad y constatar que posees el Germen del Cambio. Que tu Gemelo Precioso te puede ayudar, en la parte de tu Batalla Florida, que tendrás que librar en el centro de la materia... en tus pavorosos adentros.



La Tierra del Gemelo Precioso, es la última puerta antes de DAANY BEÉDXE (Monte Alban), es la tierra del cambio, de la mutación. Aquí es donde la crisálida se convierte en mariposa; símbolo del alma en sacrificio.


 
Seas pues, bien venido a esta tierra, con el corazón en la mano, todos te deseamos la mejor de las suertes; por que por cierto, se me olvidaba decirte solo un detalle. Así como la crisálida muere como gusano, rompiendo su envoltura para convertirse en mariposa y vivir el vuelo de la libertad; si no lo logra, morirá atrapada como gusano en su propio capullo; de la misma manera, si tú fracasas en tu intento, morirás envuelto en tu propio capullo. Pero por supuesto, ¡qué importa la muerte! si no llegas a DAANY BEÉDXE (Monte Alban).



Águila Nocturna mantuvo un silencio respetuoso, después de que Piedra Quemada terminó de hablar. Inalterable, como si hubiera escuchado un discurso en el que nada tuviera que ver, esperó que el anciano le indicara lo que debía de hacer. Estaban sentados frente a frente en dos petates. Los ojos de ambos, se afilaban en una mirada profunda. Águila Nocturna se "introdujo" en el anciano, que no lo rechazaba, pero que lo contrarrestaba con una mirada penetrante, como navaja de obsidiana. Pasaron las horas y ninguno de los dos se movía o hablaba. La tarde entró sigilosa por la puerta de aquella habitación sin hacer ruido, y poco a poco, la penumbra de la noche fue borrando los cuerpos hasta disolverlos en la oscuridad.



Solamente los ojos se mantenían vivos como brazas encendidas. Tal vez era más de media noche cuando empezó una asombrosa transformación; El anciano, poco a poco se convirtió en una búho y el joven en una águila, estuvieron un tiempo estirando sus alas y acicalando sus plumas, para salir volando por la puerta de la habitación. La lechuza marcaba la ruta del vuelo, atrás, el aguilucho, trataba torpemente de mantener el vuelo.


 
Águila Nocturna no sabía si era verdad o estaba soñando, y en cierto momento, se dio cuenta que estaba desperdiciando esos maravillosos momentos, en algo que en realidad no tenía importancia alguna. Porque si fuera un sueño o "realidad"; el hecho trascendente, es que lo estaba viviendo con todos sus sentidos, por lo cual se entregó a sus sentidos con toda intensidad posible.



Así subió más arriba de las nubes, hasta encontrar un mar de plata, compuesto de nubes y la luz pálida y mortecina de una luna llena. La lechuza se sumergió entre las nubes, y Águila Nocturna la perdió en un gigantesco banco, que era como la montaña más alta que haya podido ver. La niebla se hizo más densa y pesada, casi no se podía ver, Águila Nocturna volaba sin encontrar el rumbo. Cuando sintió una poderosa mirada.



Unos ojos inmensos, que emitían una luz verdosa como la de un faro, detuvieron su vuelo. Miró con detenimiento y los inmensos ojos resultaron ser los de Piedra Quemada, quien estaba frente a él de nuevo en la habitación. Los primeros rayos de luz entraron por la puerta, el anciano y el muchacho estaban en la misma posición. Se escucharon sonar los caracoles, el anciano se levantó lentamente, se acercó al oído del joven y le dijo en voz tenue:

Muy bien muchacho, es hora de ir a trabajar.



Tomado del libro “Daány Beedxe, el espíritu del guerrero.”

de Guillermo Marín.


2 comentarios:

Mojik! dijo...

Perrisimo, neta no es lo que uno espera hallar siempre en tu blog, los cambios son buenos y en especial este, muy bueno!!. Tiahui Mexica.

Jorge Marti dijo...

Hola, sumamente creativo y por demás interesante, está información aparte de investigaciones, es también obtenida de la tradición oral? Saludos y muchas gracias por el trabajo tan nutritivo para un pueblo tan urgido de esencia e identidad.