viernes, 29 de marzo de 2013

INVASIÓN Y COLONIZACIÓN



A partir de 1492, la colonización europea inicia la explotación y depredación de pueblos y recursos naturales del planeta y con ello da inicio el capitalismo. De esta manera van llegado como verdaderas plagas bíblicas los europeos a América, África y más tarde a Asia.


Es a partir de esta expansión que se ven destruidos o transformadas las diferentes formas de organización social, económica, cultural y religiosa de los pueblos y gobiernos del mundo antiguo, quedando sujetos periféricamente al control central de Europa.


Sin embargo, es importante comparar y diferenciar la invasión con la colonización. Las dos buscan explotar a los pueblos invadidos y depredar sus recursos naturales en favor de los invasores. La diferencia se encuentra en que la invasión no se mete ni destruye la cultura y religión del pueblo invadido.


En cambio, la colonización basa su estrategia justamente en que el pueblo invadido pierda la lengua, la memoria histórica, los conocimientos, los espacios y su religión. 



Al perder estos cinco Elementos Culturales el pueblo invadido queda indefenso, vulnerable, como un zombi dócil antes las políticas coloniales de explotación y extracción.


Esta “amnesia de sí mismo” hace esclavo al invadido, pero sobre todo, lo convierte en un colonizador de sí mismo y de su pueblo. En efecto, el colonizado en vez de tratar de derrotar y expulsar al invasor-colonizador, hace que se convierta en otro colonizador.


El “colonizador-colonizado” en vez de rechazar a su invasor-explotador lo trata de igualar. Amputa de su identidad sus raíces y pretende torpemente “disfrazarse-igualarse” a su explotador, jugando un papel doble de “colonizador-colonizado”.


Sumiso y servil ante su explotador extranjero y al mismo tiempo, feroz y despiadado con sus iguales, con sus hermanos. Permanentemente despreciando lo propio y exaltando la ajeno. Denostando lo ancestral y sobrevalorando lo nuevo venido de afuera.

Un buen ejemplo de una invasión fue la que sufrió la península ibérica a manos de los árabes. En 711 inició la invasión y la ocupación duró hasta 1492. Fueron casi ocho siglos de dominación-ocupación musulmana de la península.


Durante este largo periodo de tiempo los árabes gobernaron, explotaron a los pueblos originarios de la península y depredaron sus recursos naturales en favor del Islam. Sin embargo, los árabes no se metieron con la lengua, la memoria histórica, los conocimientos, los espacios y la religión de los pueblos originarios de la península, solo los explotaron.


Como no destruyeron la cultura originaria y se mantuvieron los Elementos Culturales que la conformaban, los padres les enseñaron a los hijos, -de generación en generación-, que debían “echar a los moros al mar” y, después de 781 años lo lograron.


Durante estos siglos de ocupación árabe, los judíos que tenían siglos de haber llegado a vivir a la península se aliaron a su “primos” los árabes, y los pueblos originarios de la península tuvieron que cargar con la peor parte. Lo que los mantuvo fue justamente su cultura y su identidad.


En efecto, la “resistencia cultural” se fundamenta en los Elementos Culturales de los pueblos. Ésta es la diferencia entre una invasión como la árabe en lo que hoy es España, y la colonización que hicieron los españoles en el Anáhuac. Los árabes invadieron ocho siglos, los españoles colonizaron tres.


Los españoles-extranjeros han sustentado la explotación y la depredación del Anáhuac en estos cinco siglos a partir de tratar de destruir la milenaria cultura de los pueblos invadidos. Los europeos invadieron India y China hasta el siglo XIX y no pudieron destruir sus Elementos Culturales, por lo que hoy gozan de mayor conciencia e identidad.



Desde 1521 empezaron por prohibir las lenguas originarias e imponer el castellano, destruir la memoria histórica milenaria, no solo con la quema de los códices, sino con el feroz extermino de los maestros, sacerdotes, pensadores y la destrucción del milenario sistema de educación del Anáhuac.


Arrasaron totalmente con toda la estructura de conocimientos y saberes ancestrales acusándolos de demoniacos, primitivos e inservibles para “el nuevo mundo y la nueva sociedad”. Los anahuacas quedaron solo en calidad, primero, de animales y después de mano de obra esclava.

Se apoderaron, nos solo de las “mejores tierras”, sino de todos los espacios que identificaban y cohesionaban a los pueblos, fueran éstos espacios sociales, recreativos o sagrados. El punto era dejar sin “base y sustento” a los pueblos invadidos para que perdieran su identidad cultural.


Finalmente, y a partir de una inconmensurable escalada de terrorismo de Estado, los invasores persiguieron, torturaron y asesinaron a los sacerdotes y autoridades religiosas para decretar oficialmente la “expulsión del demonio” de las tierras arrebatadas a los pueblos originarios. La iglesia católica y la Santa Inquisición fueron las responsables de este holocausto.


Esta persecución feroz y deshumanizada se ha venido mantenido a lo largo de estos cinco siglos, ayer eran “alzados y ministros del demonio”, hoy son subversivos al modelo económico y transgresores de la paz social.


La acción permanente de violencia y despojo por el Estado criollo en contra de los pueblos originarios y sus territorios ancestrales, en favor de las grandes empresas nacionales y transnacionales viola los derechos humanos y comunitarios.


La resistencia se sustenta en la conciencia comunitaria e identidad cultural.


Pero volviendo al punto entre invasión y colonización. Si los españoles durante generaciones mantuvieron la consigna de “echar a los moros al mar”, en el Anáhuac ha sido la de enseñarle a los hijos a convertirse en un invasor-colonizador. A eso le llamamos “triunfar, modernizarse, tener un vida mejor”.


En efecto, al perder la lengua, la memoria histórica, los conocimientos, los espacios y la espiritualidad, el pueblo se convierte en un colonizador de sí mismo. Pretende hacerse a “imagen y semejanza” de su colonizador. Trabaja consciente o inconscientemente en fortalecer y perpetuar el sistema neocolonial.


La gente que tiene que ir a trabajar como ilegal a Estados Unidos, regresa tratando de “comportarse-asemejarse-igualarse” a quien lo maltrató, explotó y vejó.


Porque de esta manera, él cree, que ya es superior a sus iguales. Finalmente es despreciado por los propios y por los extranjeros, que jamás lo aceptarán como igual y se pierde en el “laberinto de la desolación”, ni de aquí ni de allá.


El profesor inconsciente, en el aula es otro “agente colonizador” que ha jugado un papel fundamental en la neocolonización. El profesor, desde los tiempos “vasconcelistas” hasta nuestros días es “la cabeza de playa” de “la modernidad”.


El modelo es que los pueblos herederos de la civilización del Anáhuac no tienen nada que aportar al “modelo nacional criollo” y hay que “civilizarlos” es decir “modernizarlos”.


Vasconcelos en el prólogo de su obra “La Raza Cósmica” señala: En todo caso, la conclusión más optimista que se puede derivar de los hechos observados es que aun los mestizajes más contradictorios pueden resolverse benéficamente siempre que el factor espiritual contribuya a levantarlos.


En efecto, la decadencia de los pueblos asiáticos es atribuible a su aislamiento, pero también, y sin duda, en primer término, al hecho de que no han sido cristianizados. Una religión como la cristiana hizo avanzar a los indios americanos, en pocas centurias, desde el canibalismo hasta la relativa civilización”. JV.


La visón de que en las comunidades solo existe ignorancia, retraso e incapacidad y que el profesor tiene la “misión de modernizar” y con ello llevar el progreso, era, hasta hace muy poco tiempo, la forma en la que se preparaban a los futuros docentes en las normales.


De esta manera la “resistencia cultural” permitió hasta mitad del siglo XX mantener los valores y principios ancestrales en las comunidades, pero cuando penetró la SEP a todos los rincones del país con su “profesor modernizador-colonizador”, y posteriormente la televisión y la radio; la lengua, las tradiciones, fiestas, usos y costumbres empezaron a perder vigencia y fuerza de cohesión social.


El último factor transformador en las comunidades ha sido la migración, que ha cambiado profundamente la forma de ver, sentir y entender el mundo y la vida, especialmente en la juventud, que ahora no pretende emigrar a las grandes ciudades del país, sino a los Estados Unidos.


Cuando la gente en las comunidades zapotecas, mixtecas, mazatecas, etc., deja de sentir, pensar y actuar de acuerdo a su milenaria visión del mundo y la vida, sus saberes comunitarios, su lengua y sus tradiciones pasan a ser folklor, totalmente inútiles e imprácticas, por lo cual necesariamente se condenan a su desaparición.


Conclusión. La revaloración y utilización de “los saberes comunitarios” en el sistema educativo, especialmente en estados como Oaxaca, que es, -“la reserva espiritual de México”-, resulta el mejor instrumento para combatir la colonización cultural cinco centenaria.




En efecto, cuando el profesor logra vincular su trabajo en el aula con “los saberes comunitarios” que poseen sus estudiantes, padres de familia, hombres y mujeres de conocimiento y sus autoridades tradicionales, permite que la comunidad recupere la lengua milenaria y la sabiduría que ella posee y que orienta para tener mejor calidad de vida.


La memoria histórica está viva en la comunidad, lo mismo que los saberes ancestrales y la espiritualidad, lo que se requiere es la recuperación de todos estos espacios, físicos e intangibles y a través de la revaloración por medio del proceso educativo, los niños y jóvenes, podrán fortalecer su auto estima, su identidad y su capacidad para apropiarse de un mundo cada vez más globalizado, pero haciendo sus propias decisiones.


Los saberes comunitarios representan el inicio del camino para recuperar los Elementos Culturales e incorporarlos en la construcción de una educación crítica y una sociedad más justa en la que se acaben para siempre, los vencedores y los vencidos, los colonizados y los neocolonizadores.



Visite www.toltecayotl.org


      

14 comentarios:

Anónimo dijo...

España tenía una cultura greco-romana (aunque degradada por la Edad Media aún estaba viva) que oponer a los invasores. No así los antiguos pueblos ibéricos frente a los romanos. Los antiguos mexicanos solo podían oponer una cultura neolítica frente a la más avanzada cultura Europea. Si los españoles no hubieran resistido a los musulmanes, el genocidio cultural y físico que sufrieron los pueblos del norte de Africa, se hubiera reproducido en la Península Ibérica.

Anónimo dijo...

Cuanta ignorancia del que escribe “una cultura neolítica” frente a la más avanzada cultura Europea”. Primero debe saber que el “Renacimiento” subió a Europa por la península gracias a la cultura árabe. En segundo lugar, en 1492 los europeos pensaban que la Tierra era plana y los “neolíticos de América” sabían que la tierra era redonda y giraba en torno al centro de la galaxia cada 25630 años. Mentes cerradas, racistas y “cortesianas-colombinas”. ¡Despierten! Estamos en el inicio del Siglo XXI. Gustavo Martínez

Anónimo dijo...

La cultura árabe, señor Anónimo, era un refrito de la cultura greco-romana y de la bizantina, que además se estancó al aparecer los turcos en escena. ¿Una cultura sin ruedas, bestias de carga, sin bronce, sin hierro, con una ganadería limitada no es neolítica? ¿Qué es pues? Y desde tiempos de Ptolomeo se sabía que la tierra era redonda. La objeción que oponían los sabios de la época al viaje de Colón no era que los barcos caerían en un abismo, sino que Asia estaba muy lejos (lo que era cierto) y que ningún barco podría llegar hasta ella. Nadie sospechaba que se toparían con un continente desconocido. Así que menos cuentos.

PS: Uno de los muchos argumentos que exponían los sabios griegos en pro de la esfericidad de la Tierra era la sombra que proyectaba sobre la superficie de la luna en los eclipses, además de los mástiles de los barcos que es lo último que se ve cuando se alejan o las montañas más altas que es la última visión que tiene un navío al alejarse de la costa.

Ahora me dirá que los indios americanos también descubrieron la pólvora ¿Y porqué no el Mediterráneo?

Angel Ayala

Anónimo dijo...

Y otra cosa, a mi Colón y Hernán Cortés, con perdón, me la trincan del revés. Lo mismo la Conquista y colonización de América. A ustedes los indigenistas se les paró el reloj en 1821, cuando no a principios del siglo XVI y van dando vueltas y vueltas como en un carrusel sin llegar a ninguna parte. Ya va siendo hora de que despierten y dejen de añorar Arcadias que nunca existieron.

Anónimo dijo...

Maestro Marín, le agradeceremos –sus cuantiosos lectores mexicanos-, poner un filtro a cretinos e intrusos españoles que solo manchan un blog como el de usted, con comentarios euro céntricos, que mantienen un pensamiento tan retrogradado, reaccionario y fuera de nuestro contexto histórico y cultural. Existen cretinos en España que no se dan cuenta de lo que les está sucediendo como país y cultura, poniéndose a opinar en algo que no les compete y no entienden. Muchas gracias por su fina atención. Profesor Gustavo Martínez.

elcamino delguerreroradio dijo...

Hermano Gustavo no se exalte ni violente recuerde que todo somos espejos del otro, el señor angel, es el perfecto reflejo de la cultura que defiende: eurocentrista y soberbia,sí, pero finalmente como todo el resto de la humanidad somos todos reflejos del otro, asi como los viejos abuelos, busque en su interior, como es que genera en particular un reflejo así. no caiga en los juegos de ellos como la sensura, todo el mundo es libre de ser escuchado, hasta los "cretinos" . Así como los maestros tojolabales diga y escuche, y permitase escuchar tambien, pues en reconocernos a nosotros mismos en el otro radica nuestra esperanza y futuro gracias y queda de usted
Luis Antonio Hernández de la rosa

Anónimo dijo...

Amigo Marín:

No pensé que usted fuera tan deshonesto. ¿Para qué me invita a participar en su nauseabundo blog si luego me censura y me impide defenderme de los insultos de los desgraciados que le siguen? Dicen que un loco hace ciento. Vd. parece una persona inteligente, pero me recuerda al muy hispano Caballero de la Triste Figura en versión de Ultramar. Una especie de Alonso Quijano seguido de una cohorte de Sanchos que jalean sus desvaríos. ¿Acaso en México regalan los títulos académicos como es el caso de ese supuesto profesor que me ataca como un energúmeno? Me sobran argumentos para refutarles. No por presumir de títulos académicos se está en posesión de la verdad. Muchos de los talibanes del neoliberalismo reúnen títulos, cátedras y masters en las mejores universidades y no por eso hay que tomar como dogmas de fe sus sofismas. No le respondo de otra manera porque he conocido a unos cuantos mexicanos en Internet que no comparten en absoluto sus desvaríos y que se sienten orgullosos de sus raíces culturales europeas y de su parte indígena. ¿También son ignorantes? ¿No conocen acaso su país? ¿No son mexicanos? ¿Como se atreve a hablar en nombre de sus compatriotas?

¿Qué soy eurocéntrico? Por supuesto, soy europeo. No voy a defender el afrocentrismo. Creo que Vd y sus seguidores andan faltos de sentido común y sobrados de complejos de inferioridad. Me aburren sus vomitivos artículos. Siento una mezcla de lástima y de desprecio hacia su secta. Hace tiempo que puse su dirección de correo electrónico en la lista de spam y hacía meses que no leía sus misivas. Por favor, no me mande más o tendré que responderlas de muy malas maneras. Olvídeme y siga con sus absurdas quimeras. ¡Pobre México si cayera en manos de iluminados como ustedes! Pol Pot sería una Hermanita de la Caridad a su lado.

Adiós y que le vaya bonito.

Ángel Ayala (amarcelo999).

Anónimo dijo...

http://mexicocriollo.mforos.com/1764001/10121010-mexico-necesaria-reconciliacion/?pag=7

#62 · Mensaje nuevoPublicado por Don_Fabila, el 6 de Abril de 2013 a las 03:31

@castilian999

Te alabo la paciencia estimado, por querer debatir con esa gente, yo no podría.

El otro día vi un documental donde mexicanos examinaban el periodo virreinal de México. En fin, por lo que pude ver y oír parece ser que todo resultó negativo en la Nueva España.

Yo por supuesto no dudo de lo dicho, de la parte negativa de esa sociedad novo hispana, todo Imperio se impone por la fuerza y arbitrariamente ¿Pero aun así todo fue negativo? Te hablaban del poder ejercido por los peninsulares, que no querían compartirlo con los criollos. O sea, te decían que unos oligarcas privilegiados, nacidos españoles peninsulares, no querían dejar "pillar cacho" a otros aspirantes a oligarcas, también privilegiados, novo hispanos criollos. Curiosamente muchos indígenas y mestizos, en la América española, se pusieron de parte de los realistas por no querer depender directamente de estos criollos.

Por supuesto que no me cabe duda que la Nueva España no fue ni de lejos un modelo de sociedad justa, pero la pregunta que me hago es: ¿Acaso en los siglos XVI, XVII, XVIII, principios del XIX existían muchas sociedades justas en el Mundo? ¿En España, por el contrario, no existían las injusticias, el poder excesivo del clero, los privilegios de la nobleza y la monarquía absoluta, en definitiva, que el pueblo español no soportaba acaso un poder injusto arbitrario y abusivo? ¿Los mineros españoles no sufrían de las mismas condiciones espantosas que la de los mineros mexicanos de las minas de plata del Potosí? ¿Acaso en el resto de Europa no se daban las mismas injusticias? Quizás es que los franceses hicieron una revolución y cortaron la cabeza de sus reyes y nobles solo por que se aburrían. Ya se que tampoco habría que dejarse llevar por aquello de "mal de muchos consuelo de tontos", pero de todas formas...

También se puede alegar que México, después de todo, fue conquistada por extranjeros venidos del otro lado del océano, que si los que te oprimen son nacionales tuyos pues parece que la cosa se lleva de otra manera ¿Qué los aztecas nos trataban como ganado para el sacrificio? Bueno, después de todo eran paisanetes nuestros, tan "mexicanos" como nosotros”, pueden decir los indigenistas en descargo.

Pero los novo hispanos al final terminaron llevando los genes de sus conquistadores, tanto si eran criollos como mestizos, se puede decir que su cultura y forma de ser ya los vinculaban con España, lo europeo, para bien o para mal, ya no les resultaba ajeno. Puede que los indígenas si tuvieran razones y derecho a quejarse.

En todo caso lo que pasó ya no se puede deshacer, por mucho que penes y despotriques del pasado la rueda de la historia no se va a poner en reversa, es un ejercicio inútil revindicar un pasado idealizado que es imposible que vuelva, es siempre estar "venga perico al torno" con el mismo tema: que malos fueron los españoles que nos subyugaron, violaron, mataron y robaron nuestro oro. De acuerdo, doy como bueno pulpo como animal de compañía, los españoles fueron malos, malísimos, y se comían a los niños por las patas ¿Y ahora qué? ¿Seguimos con lloros inútiles que no llevan a ninguna parte o miramos al futuro? Lo pasado no se puede cambiar pero el futro si. Cualquier psicólogo de fin de semana, de medio pelo, sabe lo que le pasa a muchos de estos indigenistas, que en el fondo no se gustan como son, además de complejo de inferioridad mal disimulado arrastran una crisis de identidad muy grave. Con gentes como estas, que solo saben trasmitir resentimiento, no se puede llegar a ninguna parte, a nada positivo, son un lastre para el desarrollo de sus países.

Anónimo dijo...

Distinguido Luis Antonio Hernández:
Muchas gracias por su sabio consejo, pero déjeme decirle que “no me exalto”, solo que me incomoda que guarros tan cretinos se expresen con tanta “ilustrada ignorancia”. Es de todos sabido que “los españoles” son los “curreros” de Europa y que ni europeos son (en el sentido intelectual y cultural). Bien dicen los europeos que África comienza al Sur de los Pirineos. Los problemas que enfrentamos en México son muy parecidos a los que enfrenta España, porque el opresor es el mismo. No en vano los pueblos de la península siguen en su “guerra de liberación” del centralismo y colonización que hicieron los reinos de Castilla y Aragón desde 1492. Los vascos y los catalanes son el ejemplo más visible, pero la “conquista y colonización” de la corona española COMENZÓ en la península y después nos llegó aquí. Este imperialismo tu su “justificación hipócrita” en el hecho de “cristianizar”, pero en la península fue descarado. Así que insisto, ese tipo de gente (independientemente de que sea español), no hace bien en ninguna parte, por su cerrazón, dogmatismo y prepotencia.
Reciba mi reconocimiento. Profesor Gustavo Martínez.

Anónimo dijo...

Sin ánimo de tomar partido, creo que hace mal un desinformado español de opinar sobre algo que no conoce a profundidad. Sea español o mexicano, en estos tiempos de la postmodernidad y la comunicación, sobra el nacionalismo excluyente. Pero lo que sí es cierto, es que no se puede admitir la ignorancia y la soberbia cultural. Como dice el profesor Martínez, España sufre de los mismos problemas que México y muchos otros países explotados por el capitalismo salvaje y existen pueblos ahora mismo en España que siguen “indignados” por la conquista que sufrieron en 1492, de modo que los mexicanos también podemos y debemos indignarnos por la conquista de 1521 y por las 2013 con las reformas o el aumento de la gasolina o la corrupción de la clase política o la avaricia de los ricos…en fin, que el mundo siga girando. Finalmente Sr. Marín hace usted muy bien en no dejar que su prestigiado blog sea una bacinica de guarros exaltados. Anónimo ilustrado.

Anónimo dijo...

me parece muy interesante y respetable las ideas de marin, aunque no comparto totalmente su rollo, creo que es una luz en el camino...franco-tirador

Anónimo dijo...

Profesor Marin, muchas gracias por la visita a nuestra escuela aprendimos mucho sobre la historia de Mexico espero que regrese pronto a California.

Anónimo dijo...

Gracias por tu excelso trabajo! Me parece que cual verdadero Tolteca te encargas de repartir el conocimiento a todos nosotros. Felicidades hermano y gracias nuevamente :)

Anónimo dijo...

Hola, esta muy interesante el Portal Toltecayotl.
Que bueno que existan iniciativas como la de ustedes, que difundan acerca de nuestro pasado olvidado.
Me podrian informar cuando se creo el portal?
como podria saber cuando se actualizo alguna informacion?
o saber cuando se publico cada uno de los articulos?
Lo anterior es debido a que imparto la materia de Historia de Mexico en un Bachillerato Rural de Guanajuato y estoy realizando la evaluacion del sito en cuanto a confiabilidad de la informacion, para remitir a mis alumnos a su portal y la realizacion de algunas actividades en base a la lectura de sus articulos. Agradezco la atencion a mis dudas y su comprension al respecto. Saludos