lunes, 29 de abril de 2013

VISITANDO A LOS AMIGOS DEL FIOB EN LAS CALIFORNIAS




Invitados por el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales FIOB, mi esposa y el que escribe, a dar pláticas sobre identidad, memoria histórica y cultura de México, estamos realizando una extensa visita desde Ensenada, Baja California, hasta Fresno, California, E. U.
 


Gozando de la solidaria hospitalidad de Antonieta, José, Bertha, Odilia, Leoncio, Jesús y Arsenio, entre otros compañeros, quienes hicieron la invitación y gestionaron los apoyos para hacer posible estas pláticas. Oportunidad que tenemos de conocer la compleja realidad de la migración, especialmente de los oaxaqueños en el estado de California.



A las pláticas asisten lo mismo trabajadores, amas de casa, que estudiantes de nivel de preparatoria y de universidad. La respuesta, como siempre, es muy emotiva, misma que se ve reflejada en los rostros y en los nutridos comentarios.


En efecto, “nuestra gente” que vive fuera del país, siente en “corazón propio” la añoranza de la “Cultura Madre” y por ello, tiene mayor claridad sobre los procesos de Identidad Cultural. La necesidad de la Cultura Madre es algo que se vive con imperiosa necesidad cuando está uno en el extranjero.

 

El problema, como ya lo hemos dicho en muchas ocasiones, radica en que la colonización mental y cultural que sufrimos desde 1521, nos ha hecho olvidar casi totalmente nuestra memoria histórica y con ello diluido nuestra identidad cultural, especialmente cuando vivimos “protegidos y apapachados” por la Cultura Madre aunque no nos demos cuenta.

 

Un pueblo sin recuerdos, es un pueblo amnésico, y la amnesia nos hace dóciles, indefensos y vulnerables, perdidos en “el laberinto de la soledad”. Cuando un pueblo ha perdido su identidad cultural el colonizador/explotador le puede hacer lo que quiera. Nuestra civilización es tan antigua como la de la China y la de la India y tiene su propia sabiduría ancestral conocida como Toltecáyotl. 

 

De modo que cuando “nuestra gente” llega a este país, en la aduana (metafóricamente) le quitan su patrimonio cultural para permitirle el paso al “país del sueño americano”. Todo lo que el trae de su tierra “no sirve para nada”, aquí según el oficial, es un estorbo. Por ello, la importancia de venir a hablar de nuestra historia y sabiduría ancestral.

 

Su lengua, sus conocimientos, sus valores y principios, su visión de la familia, el trabajo, la solidaridad y el bienestar, valores ancestrales, “son anacrónicos” en este lugar. Esta herencia cultural de nada le sirve, aquí todo se vuelve trabajo/dinero/consumo.

 

Pero al tiempo nuestra gente se da cuenta que justamente estos valores, principios y cultura son lo que precisamente le permiten sobrevivir en una cultura pragmática/materialista/individualista. La Cultura Madre es la que nos "rescata" de la "modernidad".


En efecto, la solidaridad, la fraternidad, la espiritualidad, la familia, la ayuda solidaria es lo que les permite abrirse un espacio (a bayoneta calada), en esta sociedad tan competitiva e inhumana. Los saberes comunitarios, las tradiciones, las costumbres, las fiestas es lo que nos permite seguir siendo lo que esencialmente somos.


Por la misma fuerza de la cultura milenaria y las necesidades comunitarias de “nuestra gente” en California, E.U., surge la iniciativa del FIOB. En un principio esta iniciativa era solo entre oaxaqueños, pero por sus buenos resultados y las grandes necesidades ahora es de todos los pueblos indígenas migrantes.

 
 
 
En efecto, como hace miles de años en el Anáhuac, la ORGANIZACIÓN COMUNITARIA es la que multiplica geométricamente las posibilidades del ser humano, lo mismo para construir Monte Albán que para construir una red de ayuda mutua y apoyo solidario entre migrantes en California. La mano vuelta, el tequio, la guelguetza es el lenguaje de la comunidad en su cotidianidad.
 
 
Cada año, desde 2001 he venido a dar conferencias a California, y últimamente he dicho que ya lo dejaré de hacer, porque el trabajo que estamos realizando con los maestros oaxaqueños es muy importante, necesario y valioso…pero resulta que venir a California también es muy importante, especialmente cuando se hace con el apoyo solidario de una organización que tiene muchos años de comprobado servicio a la comunidad migrante.

 
 
Todos los “mexicanos” en general, pero en particular los llamados “pueblos originarios” requieren “racionalizar” la Toltecáyotl para trabajar por la descolonización explotadora y enajenadora.



Esto es, pasar el “conocimiento/ancestral/comunitario” que vive en el subconsciente de los “mexicanos”, manifiesto en las tradiciones, fiestas, usos y costumbres, a un plano “racional pragmático”, con sus categorías y sus adaptaciones para una sociedad “moderna”.


Eso es justamente lo que han venido haciendo los pueblos sobrevivientes de la colonización española y la neocolonización criolla de los últimos dos siglos, pero en California, en su calidad de migrantes, los oaxaqueños han podido organizarse, no solo en favor de los derechos de los trabajadores, sino que han enviado a sus comunidades originarias, no solo recursos, sino ahora existe gente y proyectos que están operando en Oaxaca.
 
 
Existen indígenas oaxaqueños muy preparados en Estados Unidos, no solo en el plano académico, sino en sectores como el educativo, comercial y en lo que aquí llaman “liderazgo”. Mucha de nuestra gente ha estado en los más altos foros de Estados Unidos aportando su experiencia y puntos de vista.
 


 

En los colegios y universidades de Estados Unidos existen muchos oaxaqueños e hijos de oaxaqueños nacidos aquí, que se están preparando en universidades del primer mundo y que no solo son bilingües y biculturales, sino trilingües y triculturales.


Ellos no solo aman a Oaxaca, sino que tienen su corazón enraizado en una visión de compromiso con el futuro de Oaxaca y de México. Ellos mantienen el sentir del "nosotros comunitario" y "Oaxaca" llega hasta California.


 

Muy pronto estas nuevas generaciones de “oaxaqueños” llegarán a México y con otra visión nos ayudarán a construir un país más justo y cimentado en la civilización Madre.


 
 
 
 
 
 
 
 






7 comentarios:

Anónimo dijo...

RACIAS HERMANO: POR COMPARTIR TUS CONOCIMIENTOS Y REGARLOS POR TODAS PARTES COMO SEMILLAS QUE FLORECERAN CON EL TIEMPO. RECIBE MI ABRAZO FRATERNO. FULGENCIO SANDOVAL CRUZ

Anónimo dijo...

Maestro Marín, nos da mucho gusto que vaya a California a trabajar con nuestros hermanos, pero más gusto nos da que haya regresado a trabajar con nosotros que porque recuerde que "somos halgo más de cinco". Melquiades Luis

Anónimo dijo...

Maestro Marín: Saludos sinceros y muchas felicidades por su valiosa aportación cultural y despertar la conciencia de mis hermanos de raza radicada en California. Obligados por la necesidad de hacerse de un trabajo para el sustento económico de sus familias han llegado allá; pero muchos conservan con gran celo su origen.

A propósito, sobre el diplomado DECH ¿va a estar presente el día sábado 4 de mayo del 2013 en la jefatura 18 de Tuxtepec?

De parte de Marcos Lucas Hilario

Anónimo dijo...

saludos de parte de la danza de la pluma cosijoeza. maestro guillermo y gracias por este trabajo que hace renacer a nuestra amada anahuak

Martin Pineda dijo...

Felicidades, un guerrero en acción es de admirarse... kikitan taba... Martin Pineda un gran abrazo hermano... gracias por ser...

Martin Pineda dijo...

Es un Placer ver el camino de un guerrero... sigamos aunque nuestro no hacer... solo lo guarde el altísimo...

Anónimo dijo...

muy buena su platica senor marin, espero que buelva pronto a california us