domingo, 15 de febrero de 2015

Así nos quieren, así nos necesitan…

 
Veo a mi pueblo y me lleno de tristeza. En estos cinco siglos de sometimiento, embrutecimiento y explotación.  En el periodo colonial, nos han hecho a partir, primero de un deshumanizado régimen de terror, olvidar y rechazar nuestra cultura ancestral. Y en los dos últimos siglos, en el periodo neocolonial criollo, desvalorizarla y negarla a partir de la enajenación y la ignorancia.

 Nos han quitado nuestras maravillosas lenguas ancestrales, nos han dejado mudos; sin nuestra milenaria memoria histórica…tan antigua como la de la India o la de China, nos han dejado amnésicos; nos han despojado de nuestros conocimientos haciéndonos sentir inútiles e incapaces, nos dejado ineptos; nos han quitado nuestros espacios físicos, comunitarios, sagrados, nos han dejado “en el aire”; pero sobre todo, nos han mutilado nuestra espiritualidad, nos han dejado idólatras y fanáticos.
 

Sin la fuerza y sabiduría milenaria de nuestra cultura Madre, nos hemos quedado indefensos, vulnerables, frágiles. Hemos sido tratados como animales desde la invasión europea. Argumentando que “no teníamos alma”, nos usaron y exterminaron, sin piedad, como animales.
 
 
Nos hicieron trabajar en sus minas hasta la muerte, millones dejaron sus pulmones por mandar toneladas de oro y plata a Europa para que ellos iniciaran la era del capitalismo. Nos esclavizaron en sus encomiendas. Nos quemaron vivos por seguir con nuestra milenaria religión. Nos usaron como servidumbre esclava durante tres siglos. Nos pusieron en el sótano de su injusto e inhumano “sistema de castas”.
 
 
En 1810 un cura criollo, nos dice “es hora de matar gachupines”, y nos usan en “su guerra” contra sus parientes los gachupines para quitarles el poder del Virreinato. Nos prometen la libertad y la igualdad…vencen y nos traicionan. Los criollos ponen las consignas y nosotros los muertos.
 
Los criollos victoriosos fundan su país “de ellos y para ellos”, nos traicionan y nos excluyen. Nos dicen que todos somos iguales y que todo cambió…para seguir igual. El Virreinato se convirtió en una República bananera y durante un siglo fuimos soldados de leva en sus permanentes guerras de criollos contra criollos, fueran liberales o conservadores, republicanos o centralistas. Nos acasillaron en sus haciendas, sus factorías y minas, nos entregaron como mano de obra esclava a los capitales extranjeros.

 En 1910 los criollos, mandados por los gringos, nos llevan a otra lucha por quitar “al dictador” que entregaba el país a los europeos, nos prometen justicia, tierra y libertad, y nos vuelven a traicionar, nuevamente ponemos los muertos, y los traidores asesinan a los puros y a los honestos como Zapata y Villa, se matan entre chacales por servir mejor a sus amos gringos. Todo cambió para seguir igual.
 
 
Después de casi un siglo, ahora nos explotan y exterminan de manera “moderna”. Ayer la iglesia, ahora la televisión; ayer la hacienda, ahora el salario mínimo. Cada día hemos dejado de ser lo que fuimos por siglos y cada día somos zombis de “la modernidad”. Nos dan de comer cáncer y se vuelen ricos. Nos quintan la conciencia y nos dejan apáticos y pasivos. Nos quitan nuestra tradición y nos dejan “modernos”.
 
Así nos quieren, así nos necesitan. Como una masa amorfa que no piensa, que no tiene recuerdos, insensibles, individualistas, consumistas, violentos e inseguros, ignorantes y léperos, groseros y majaderos, irrespetuosos y vulgares, sin tradiciones ni costumbres… “modernos y televisivos”, votos cautivos por la pobreza y la ignorancia, porque entre más pobres e ignorantes, más fácil nos hacen votar por su sistema corrupto que los valida y les da inmunidad.
 
Nos necesitan corruptos para que veamos normal que ellos roben. Nos educan en su ley… “el que no tranza no avanza”. Nos alientan a ser irrespetuosos de las leyes y las normas, para que ellos puedan hacer sus grandes fraudes y corrupciones. Nos hacen inmorales para que ellos pasen desapercibidos y en todo caso…admirados, por listos y fregones.
 
Han hecho a su país a su medida, “de ellos y para ellos”. El pueblo está excluido de la toma de las decisiones. Ellos dicen lo que está bien y lo que está mal. Dicen que nunca se equivocan y vamos de caída en caída, cada vez más pobres y ellos más ricos, cada vez el país en manos de los capitales y ellos como sus solícitos y manos empleados. Cada vez dicen que salvan a su patria y cada vez estamos más hundidos. Hemos perdido la soberanía y la dignidad. Para eso “nos regalan” televisiones.
 
Todo “el sistema” está trabajando para que seamos como ellos quieren, como a ellos les conviene, para que sigan haciendo grandes negocios, sucios y limpios. La televisión y la radio, el sistema educativo y las iglesias. Los políticos y los partidos políticos, el futbol, las telenovelas, los noticieros y Laura de América. A los grandes capitales, a los dueños del dinero, les conviene la corrupción, la ignorancia, la bajeza, la deshumanización, la inconciencia.
 
Así nos quieren, así nos necesitan para hacer más y más dinero, para que nadie diga nada, para que nadie tenga dignidad, para que nadie se preocupe por los demás. Así nos quieren, así nos necesitan, así les funcionamos. Me duele mi pueblo huérfano de lo mejor de sí, lejano de la sabiduría y el orgullo digno de nuestros Viejos Abuelos.

Visite  www.toltecayotl.org   
 
Por favor...danos tu opinión
 

6 comentarios:

RED LA ESPERANZA dijo...

Excelente. Le daré difusión. Faltan los autores de las ilustraciones. Saludos

Arturo M. dijo...

yo mismo estoy en ese conflicto existencial, no por echarle la culpa a algo, sino como dejar de apoyar a ese algo, sea por el medio de impuestos o consumo, doy cuenta que cada peso que gastó TIENE UN MENSAJE.
Como campesino se sobre see que donde no hay corazón hay depredación.

Anónimo dijo...

Lo más certero que he leído en mucho tiempo en la descripción crítica de "cómo somos". Sin embargo, la pregunta que se me viene es ... tenemos conciencia de que somos así y por comodidad "nos acomodamos al sistema", o ni siquiera eso, y no nos damos cuenta de que no nos damos cuenta como EPN y sus colaboradores?

Claudio Martinez dijo...

Muy buen análisis y testimonio. Gracias

Anónimo dijo...

Buenas palabras para describir un estado de cosas donde la deshumanización ha triunfado. México no se mueve mas que hacia el abismo total, bajo el yugo de un gobierno ilegitimo que solo vela por los intereses de las transnacionales y de los Estados Unidos de América, así como por los suyos. Nuestro país , hablando con rigor , no es mas que un país satélite y estado vasallo de EUA. Es ridículo pensar que una partida de ladrones , genocidas como los que están en el mando del país pueden señalar un verdadero camino para el futuro. Ha quedado demostrada de sobra su incapacidad para hacer del Anáhuac, no México como la historia oficial de los que por ahora poseen el poder le llaman, una nación que no sea mas que una pálida sombra de lo que debería ser. Y es aun peor que nosotros como ciudadanos dejemos que el status quo permanezca sin mas. Los llamados criollos no son mas que extranjeros avecindados que han usurpado un poder que no les corresponde en un país ajeno. Son cortos de ideas, pero , viven de la oscura renta del colonialismo que su madre patria le dejo como legado al Anáhuac. Son gente de lo peor , facinerosos , holgazanes y estúpidos que serian capaces de vender a su madre por unos fajos de billetes. Y me estoy quedando corto para describir semejantes bestias proyankees malnacidas que parasitan a sus anchas a un pueblo sin memoria. Ellos, en una muestra bruta de su soberbia y de su sobradísima confianza en el futuro, aseguran que las cosas jamás cambiaran, que el vencido esta vencido y jamás podrá resarcirse de su derrota cinco centenaria . Lamento decir que ellos mismos están poniendo las condiciones para su derrumbe. Yo solo digo que hay cosas que pueden pasar , y que tienen que pasar. Debemos pensar y reflexionar acerca de que así como hay connacionales que hoy son mayoría y sufren del aplastante peso del colonialismo mental, complejos históricos, así también hay individuos que han despertado del letargo y que próximamente darán de que hablar por su acciones. Lo único que se necesita para que un reino de injusticia y opresión como este se mantenga incólume y triunfen los oscuros intereses que hay detrás , es que los hombres de buena voluntad , los hombres que están hartos de ser aplastados , humillados y explotados por extranjeros en la tierra que era de sus antepasados, simplemente no hagan nada, se retiren resignados. Podemos recordar que nuestro pueblo , al verse sin apoyo alguno en la tragedia del terremoto de 1985 decidió unirse para ayudarse y reconfortarse. Soy de la idea de que a pesar de todo, nuestro pueblo puede hacerse con su libertad , con su independencia y su autodeterminación. No dejemos que la resignación y la apatía nos derroten. Juntos podemos hacerlo, y debemos hacerlo. Por que dentro de mi ,muy dentro se que algún día ,los anahuacas recobraremos lo que nos pertenece y podremos sentirnos orgullosos de haberlo conseguido. Nuestros enemigos creen que quemándonos y desapareciéndonos ya han ganado, pero están muy , pero muy equivocados. Y eso lo irán viendo con el pasar del tiempo. Hemos estado esclavos casi 500 años, pero eso terminara. Así luchemos mil años su país y su gobierno caerán, no hay enfermedad que dure tanto.

Moi Fernandez dijo...

Excelente analogía, es exactamente por el proceso cancerígeno que esta pasando el pueblo mexicano; Pueblo que tiene tanta riqueza cultural tanto como espiritual y que desconoce por estar tan esclavizados de este sistema, que por siglos nos ha nublado la vista, pero sobre todo EL CORAZÓN.

Viva el pueblo Mexicano que aun esta a tiempo de despertar. VIVA MEXICO !