viernes, 15 de enero de 2016

El Patrimonio Cultural y las industrias culturales


 
El Patrimonio Cultural del pueblo, está siendo entregado a la iniciativa privada, tanto local como extranjera.
 
Para la gente que tiene el poder económico y al gobierno a sus “servicios”, la nueva Secretaría de Cultura será el instrumento para detonar las “industrias culturales”.
 
El punto es que el gobierno en sus tres niveles está para “hacer dinero”, y los políticos han pasado a ser “gerentes”. Ya no hay gobierno y política, solo “business & company”.
 
En días pasados estuve en Chichen Itza, “La joya de la corona”, lo más avanzado en comercialización y marketing.
 
El Tollan lo han logrado posicionar entre las siete joyas del turismo internacional.

 
Espacio para hacer shows, fiestas, vender espacios para todo tipo de negocios, en una palabra, Chichen Itza es ya “una marca mundial”.
 
Miles de visitantes de todo el mundo y México entran a “consumir” el preciado producto turístico todos los días. Todo tipo de artefactos electrónicos para tomar sus “selfies” e inmediatamente informar a la red que están “en el lugar por todos deseado”.
 
Un verdadero mar de gente en medio de un tianguis de “mercancía prehispánica pirata”.
 
Un ejército de “guías turísticos”, con una paupérrima capacitación y eso sí, mucha imaginación inspirada en Mel Gipson.
 
Aquí de lo que se trata de “entretener a los consumidores”. No es exagerado encontrar parecido, sino una burda copia, de Disneylandia o Los Estudios Universal.
La gente camina entre gritos y bromas, curioseando entre los puestos de “suvenires prehispánicos”, escuchando los doctorales discursos de los improvisados guías y los silbatazos de los vigilantes que impiden que la gente pase a lugares no permitidos o se baje de piedras sagradas.
 
Y este es el punto amable lector.
 
El Estado neocolonial criollo a través de INAH, no está cumpliendo con su responsabilidad constitucional de educar, formar en valores y contribuir al fortalecimiento de la memoria histórica y la identidad del pueblo de México, además de preservar el Patrimonio Cultural.
 
Nunca el pasado histórico de la civilización Madre, -una de las seis más antiguas de la humanidad-, ha sido inspiración para acrecentar la autoestima, la memoria histórica y la identidad cultural de los mexicanos.
 
A diferencia de China e India, tan antiguas civilizaciones como la nuestra, el gobierno neocolonial criollo pretende infructuosa y torpemente fundamentar la identidad del “mexicano” en un mestizaje racista, clasista y excluyente.
 
Desde el siglo XIX el modelo ha sido extranjero, español, francés o norteamericano.
 
La filosofía, la cultura y la historia del Anáhuac han sido ignoradas, despreciadas y ocultadas al pueblo.
 
El modelo cultural de la “modernidad mexicana”, es un país sin mexicanos, solo “gringos de tercera”, ignorantes y consumistas.
 
El destino de las “disneylandias prehispánicas”, por su mal uso, exagerado abuso y falta de respeto, ES LA IRREMEDIABLE DESTRUCCIÓN.
 
La cantidad de personas que las visitan las está destruyendo literalmente, no solo por el desgaste físico, sino porque la gente que las vista no tiene la educación e información para valorarlas en su verdadera dimensión.
 
Como todo “centro de diversión” terminarán siendo para una elite de turistas de clase mundial, porque de la manera que están “vendiendo” Chichen Itza, no podrá aguantar cincuenta años.
 
Con “el modelo comercial” del INAH, pronto Teotihuacán, Palenque, Monte Albán, Xochicalco, correrán la misma suerte.
 
Los Tollanes (zonas arqueológicas) de quién son: de la iniciativa privada, de los funcionarios o de las empresas trasnacionales. Usted, qué opina.
 
Viste www.aquioaxaca.com       
 
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias.
¡qué bien hecho todo! Felicidades
Francisco O.

Anónimo dijo...

Qué no tiene vergüenza el INAH
Maestro le das al calvo de nuevo.
Anónimo Animado :-)

Joshua Beta Cihuaoquichtzin dijo...

Sí, todo eso es verdad...xD

Pero de no ser así, ¿de qué vivirían lugares que sobre-dependen del (pésimo) turismo como la ciudad de Oaxaca? Yo soy de Oaxaca, y por desgracia sé que "aquí no hay nada" y que "todo es para los güeritos ignorantes con dinero". :(

Anónimo dijo...

México siempre ha sido de los extranjeros y lo seguirá siendo hasta que el pueblo despierte