viernes, 12 de febrero de 2016

EL VATICANO Y EL PODER DEL PAPADO EN MÉXICO


El Vaticano es la institución más antigua de poder político y económico sobre reinos y países. Podría decirse que es “la primera transnacional de occidente”, ya que fue un medio de control de los pueblos, y quien otorgaba la “legalidad divina” a los reyes y ahora a los presidentes. Sus intereses políticos y económicos en muchas ocasiones han definido el curso de la historia de pueblos y gobernantes.

Durante estos 1666 años de existencia, el Vaticano ha pasado por muchos momentos de luz y de oscuridad. A la caída del Imperio Romano, el papado fungió como el “certificador” del principio de que los monarcas eran “designio divino en la Tierra”. Ávido siempre de poder y riquezas, el Vaticano vivió conflictos muy fuertes, tanto al interior, como con los reinos de occidente.


El Vaticano siempre ha vivido intensamente una lucha interna por el poder. Desde el Papa que se supone fue mujer Benedicto III (855-857), pasando por la familia Borja o Borgia, que en el renacimiento se “adueñó del Vaticano”, hasta el sisma conocido como la Reforma, donde Martín Lutero luchó en contra del Vaticano por la excesiva “venta de indulgencias” a los pecadores.   
 Hitler y el papa Pío XII 
Desde el propio auspiciador de la iglesia católica, el Emperador Constantino, el Vaticano siempre ha estado en medio de los asuntos de “Estado” de grandes reyes, emperadores y dictadores. Es el caso de Napoleón Bonaparte y el Papa Pío VII, o de Adolfo Hitler y Francisco Franco con el Papa Pío XII, o recientemente el Papa Juan Pablo II y la caída del socialismo en Europa.     

Franco y el Papa Pio XI

La religión Católica se creó en el año 325 a partir del Concilio de Nicea, pero la antigua práctica cristiana encabezada por Arrio (250-336 d.C.), que desde la muerte de Jesús de Nazaret hasta el Concilio de Nicea propugnaban por una práctica ortodoxa de la enseñanza del “maestro”. La nueva iglesia católica prohibió y persiguió ferozmente a los “arrios”, hasta casi su extinción. Posteriormente a la caída del Imperio Romano la invasión Visigoda (pueblos germánicos), de 410 a 771 d.C. a la península ibérica, el catolicismo se impuso, y con él, el diezmo a siervos, nobles y corona.

Pinochet y Juan Pablo II

En ese momento en la península ibérica existían varias religiones, en primer lugar las religiones de los pueblos originales de la península, la de los judíos que habían sido llevados por los romanos en el año 70, como castigo por las luchas internas del pueblo hebreo, los arrios desde la muerte de Jesús de Nazaret, y los musulmanes que vivían en la parte Sur de la península. La pluralidad y tolerancia religiosa era asombrosa, hasta que con la invasión visigoda se trató de imponer la religión católica.  

El Papa Pío XI animó a los italianos a votar por Mussolini

Con la entrada del Islam a la península del 771 a 1492, los visigodos fueron expulsados y con ellos, el dominio del Vaticano se perdió. La historia oficial española habla de una invasión, para posteriormente asumir una “reconquista”, pero esto no fue así. Los “pueblos del libro”, judíos, arrios y el islam, hicieron alianza con el Califato Omeya en contra de los visigodos católicos expulsándolos hasta el Sur de Francia.


De modo que no fue una invasión árabe. Lo que implica que los pueblos de la península no eran todos católicos hasta que a la fuerza, Isabel de castilla y Fernando de Aragón la hicieron católica por mandato real, y quien no fuera católico, sería expulsado con lo que llevaba puesto, o se convertía a la religión.

En consecuencia, el Vaticano invertirá “capital político y muchos recursos”, para expulsar a los musulmanes y al Islam de la península ibérica, para recuperar el poder político y el diezmo. Para ello usará a Isabel I de Castilla (1451-1504), quien será la aliada para que el Vaticano recuperara “sus territorios” y más adelante, con la invasión de América, muchos más.

Para ello, impidió que Juana de Castilla (la Beltraneja), fuera la sucesora al trono de Castilla a través de La Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479). Posteriormente el Papa Sixto IV (1414-1484) otorgó la Bula de Simancas, que permitió la boda de Isabel con Fernando, que por impedimentos legales no se podía realizar. Los “socios” del Vaticano se conocerán como “los reyes católicos”.


El  Papa Alejandro VI, que  inicia el 11 de agosto de 1492 su pontificado y termina en 1503, será el gran artífice y patrocinador de la invasión a América. Con el Tratado de Tordesillas de 1494, los reyes de Castilla y Aragón, y el rey de Portugal, “legalmente” se dividen el continente americano. Con las Bulas Alejandrinas (1493) el Papa Alejandro VI otorga “el permiso divino” para invadir y conquistar. De esta manera el genocidio y el epistemicidio más grande de la historia de la humanidad queda como una acción “legal” civilizadora, y bendecida, por el Vaticano como una obra pía evangelizadora.     
El Vaticano tendrá, con La Santa Inquisición, en el Virreinato de la Nueva España (1571-1821), el poder sobre “almas, tierras, propiedades”, de gran parte de la Colonia, y por ende, será un actor fundamental en la explotación de los pueblos y los recursos naturales.


La llamada “Guerra de Independencia”, que solo fue una lucha entre criollos contra peninsulares usando a los pueblos anahuacas, no perturbó el poder de la iglesia y con ello del Vaticano en el nuevo país. De hecho, personajes muy importantes de la iglesia estuvieron en los dos frentes, entre ellos Hidalgo, Matamoros y Morelos, por parte de los criollos.


En el inicio del Siglo XIX, las guerras entre liberales y conservadores estarán en gran medida auspiciadas por mantener los derechos y canonjías de la iglesia en el nuevo país. Con Las leyes de Reforma y la Constitución de 1857, se frenará el poder y la extracción de la riqueza de la iglesia católica y por ende, el vaticano.


Con los decretos: se suprimió la Compañía de Jesús, la Ley Lerdo o Ley de Desamortización de Fincas Rústicas y Urbanas Propiedad de Corporaciones Civiles y Eclesiásticas: obligaba a las corporaciones civiles y eclesiásticas a vender casas y terrenos, la Ley Lafragua o Ley del Registro Civil, por medio de esta ley se estableció el Registro del Estado Civil y la iglesia Católica deja de operarlo, Ley de Nacionalización de Bienes Eclesiásticos: esta ley complementa la Ley Lerdo de desamortización de los bienes de la Iglesia, con un cambio importante: los bienes ya no pasaban a manos de los rentistas, la Ley de Matrimonio Civil, por medio de esta ley se estableció que el matrimonio religioso no tenía validez oficial y estableció el matrimonio como un contrato civil con el Estado, eliminando así la intervención forzosa de los sacerdotes y el cobro del mismo por parte de las iglesias. Decreto de secularización de cementerios: declaró el cese de toda intervención del clero en cementerios y camposantos. Decreto supresión de festividades religiosas. Ley sobre libertad de cultos. Decreto de hospitales y establecimientos de beneficencia: por el cual quedaron secularizados dichos inmuebles. Decreto de exclaustración de monjas y frailes.


Todo esto impulsará la Guerra de Reforma y la Intervención Francesa. Finalmente Porfirio Díaz logra un acuerdo con el vaticano. Pero con La Guerra Cristera (1926-1929), la jerarquía católica enfrenta el gobierno de Plutarco Elías Calles. La Constitución mexicana de 1917 establecía una política que negaba la personalidad jurídica a las iglesias, prohibía la participación del clero en política, privaba a las iglesias del derecho a poseer bienes raíces e impedía el culto público fuera de los templos.

Desde mediados del Siglo XX el Vaticano ha vivido intensas crisis. Desde su posición pro alemana en la Segunda Guerra Mundial, pasando por los escándalos del Banco del Vaticano, donde van a parar todos los dineros que la iglesia colecta en todo el mundo y siendo el único banco “no fiscalizado del mundo”, donde se sospecha de sus “inversiones poco claras”.
 El Papa Juan Pablo I
La sorpresiva muerte del Papa Juan Pablo I, que ha quedado en un misterio, sospechándose de un asesinato de Estado. Hasta el escandalo mundial del abuso sexual en niños por sacerdotes y en donde el Papa Benedicto XVI, no reacciono como se esperaba, alcanzando el problema al actual Papa Francisco, que ante la intervención de la misma ONU.  
Salinas y el Papa Juan Pablo II
En 1992 Salinas de Gortari, el personaje al servicio de los poderes trasnacionales, le devuelve el poder al Vaticano en México, y la jerarquía católica empieza a tomar posiciones de poder abiertamente. 
El Papa Juan Pablo II y Fox
El Vaticano a través de la jerarquía católica, está empezando a intervenir en la vida económica y política de México, con la ayuda mutua de sus aliados tradicionales, desde caciques regionales hasta los presidentes, pasando por partidos políticos, grandes empresarios y a partir de la muerte del Cardenal Posadas Ocampo en 1993, se supone que también con el narco poder.
Marcial maciel y el Papa Juan Pablo IIto XVI

El Vaticano, para los países con una gran grey católica, es parte muy importante del “control”. Y como dice la Biblia, “Lo que es del Cesar al Cesar”, lo que es de Dios a Dios. Los pueblos de los países católicos sufren un control a través de la religión y su estructura llamada iglesia. Ha sido estudiado por diversas fuentes el fenómeno de “pobreza e ignorancia y religión y voto cautivo”, para el control y explotación de los pueblos.

El Papa Benedicto XVI y Caldreón 

La vista de un Papa a un país católico, es por consiguiente, antes que nada, un acto de apoyo político y tendrá todo el soporte del poder económico, político y la multimedia. 


Visite www.toltecayotl.org

7 comentarios:

chantlaca dijo...

DESMANTELAMIENTO de la DOCTRINA del DESCUBRIMIENTO en MEXICO

La Doctrina del Descubrimiento - Las bulas papales Alejandrinas : RAIZ de la IMPUNIDAD nacional e internacional de los estados México y el Vaticano: El Matrimonio de los Monstruosos y las Monstruosas : El Concept de Derecho Divino de Reyes con El Derecho Divino de los Estados Nacionales (vía el Tratado de Wesfalia 1648). ¡ YA BASTA !

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1183320735012621&set=a.1182096215135073.1073742097.100000041175116&type=3&theater

Joshua Beta Cihuaoquichtzin dijo...

Me pregunto qué hubiera pasado si "los pueblos del libro" nunca hubieran sido expulsados o convertidos a la fuerza... Tal vez España no existiría, Colón nunca hubiera tenido dinero para su dichoso "descubrimiento" y por lo tanto el continente americano nunca hubiera sido contaminado por la dañina presencia del hombre blanco (incluso, en vez de español, hablaríamos nahuatl y el idioma local, en nuestro caso)... Escribo una radio-novela sobre eso...xD

Maldito sea el cristianismo. Ojalá y la Iglesia Católica, junto con todas las demás sectas cristianas desaparezcan por siempre. Sólo perderán su poder sí y sólo si la gente deja de creerles y decide ignorarlos por completo. Todos juntos, al mismo tiempo, podemos acabar con su poder. Por eso yo no soy católico ni nada de esas cosas. No pueden obligar a siete mil millones de personas todas juntas a creer en esas payasadas...xD

NO soy ateo pero tampoco son católico. Un país con fanáticos religiosos es un país de Tercer Mundo. Un país como éste, que le pone nombres de santos a los pueblos (e incluso a ciudades), es de Tercer Mundo por culpa de esas religiones. A veces me pregunto si es posible venerar divinidades (y agradecer lo que hacen por nosotros, entre otras cosas más) sin necesidad de intermediarios ni de cuerpos de doctrina ni de edificios destinados a ello (así como le hacen los del Asatrú o los que hacen Wicca)...xD

Se dice que los hechos de que el Papa sea argentino, que Peña sea presidente, que el que haya tenido que casarse con una actriz de Televisa para llegar a ese puesto (se dice que Peña, al igual que Mancera, es gay y misógino), que el P.R.I. haya vuelto al poder, la crisis económica y que los narcos anden sueltos están relacionados entre sí. No se me ocurre nada más que "la manipulación de las masas" (¿Quién sería tan estúpido como para dejarse manipular así?) y "ultraliberalismo y ultracapitalismo multinacional sin límites". Los gringos no son católicos, sino protestantes y esas cosas. Los rusos son ortodoxos. Los chinos son ateos porque son comunistas. ¿Quién tiene tanto poder? ¿A quién le conviene tener a México en esa situación? Creo que jamás podremos dar con "Los Amos del Universo" pero una cosa es segura: Ellos desean que todos juntos volvamos a una nueva Edad Media, llena de rezago, cacicazgos, ignorancia, corrupción, nepotismo y vasallajes. Es como si en realidad nada hubiera cambiado desde entonces...xD

Anónimo dijo...

Nuevamente felicidades maestro Marín por esta "clase de historia", un brillante síntesis de algo muy complejo y de mucho tiempo. No hace usted juicios o escribe epítetos, solo escribe, con datos duros, lo que fue. Gracias y nos deja la reflexión personal. Lo felicito. Anónimo Animado A.A.

Salvador Aguado dijo...

.

Arturo M. dijo...

CATÓLICOS??? y que me dicen de las demás propuestas religiosas?

Están confrontadonos en una lucha entre hermanos (Anahuacas). Por espacios de poder.

Sembrando discordia y racismo, por medio de una religión.

Ayer, en un bautizo multitudinario en el centro de Puebla por "La Luz del Mundo" o algo así, distrajo la atención para atraer las miradas de los ajenos a Bergoglio, ¡pudiera ser!.
Despotricando de aquellos que no piensan como ellos y haciéndolos menos, públicamente.

Ya se imaginaran, un discurso para gente empequeñecida, emotiva y mentalmente por los sucesos que estamos viviendo en Mx. (no los culpo)
Para mi sorpresa, después de hacer acopio de recursos con las aportaciones o diezmos; les dicen "pendejos" con un parlamento confuso y más largo, para que sean "mejores". Usufructan con la destemplanza espiritual de un país.


In Lakesh, dicen en el sur. Porque si digo "mis hermanos", se puede confundir con una campaña religiosa.

Somos un continente altamente espiritual (religión, NO es lo mismo).

Veo, subjetivamente y como campesino que soy, que la espiritualidad aparenta ser un tejido ubicuo, al que se accede, dentro de este, para hacerse de información de dicho reino, donde se crean vínculos y se trabaja entre dichos reinos de manera no verbal, etc. Como lo hicieron mis abuelitos; con el maíz, el guajolote, la mecánica celeste o la mujer medicina, el yerbero etc. Tantos y tantos ejemplos que me toca en lo más profundo de mi ser.

Dicha espiritualidad fue impuesta, inicialmente con hierro, porque había reacios guerreros (de la guerra florida, por supuesto). Suplantada, posteriormente, a través del tiempo por la menguada, languilecida y débil población restante de los genocidios (minería, desplazados, inquisición, etc.) Hoy es más fácil sugerir a los viven en el miedo perpetuo o los que sienten falta de pertenencia; que hay un ser generoso, barbón, sentado por encima de nosotros, que traerá los parabienes que requiera el solicitante; y aunque es punitivo y ojete, es tu creador y no debes dudarlo. Amenazan.

Somos pusilánimes comparados con los pobladores de Anahuac, nos hacen la guerra con las balas, con la alza de los precios y ahora con parlamentos de su dios de ellos.

Con diferentes argucias, gastan nuestra energía personal: vilipendiado nuestra identidad, cultivando nuestro EGO o importancia personal; imbuyendonos en una postrante virtualidad (tv,cine, juegos), envenenado fórmulas alimenticias empaquetadas, sembrando toxinas BT en nuestras semillas, compartiendo información estupida, etc.
Porque requieren: votantes que validen sus enjuagues, contribuyentes cumplidos, consumidores sumisos, rebaños generosos, militantes afanosos, cuentahabientes puntuales . Así, cada quien, se procura un pequeño coto de poder.


¿CUANDO SERÁ NUESTRO DESPERTAR?

¿Cuando se vigorizara la información que llevamos en nuestro ser?

Donde la diversidad y la simbiosis del todo fue virtuosa.

El que corre con lobos dijo...

Es espeluznante ver el "poder" que ha adquirido la santa iglesias apostólica y romana. No solo ya el poder económico y político (solo vemos la punta del iceberg) sino lo más terrible, el poder que tiene sobre la mente de tantos y tantos fieles. Que una sola persona denominada el Santo Padre y el representante de Cristo sobre la tierra (unos 2000 años tras de su mandato) pueda mover esas masas de gente me parece como mínimo un chiste que nos ha gastado el Espíritu.

El Papa Pio X dijo: "El Papa no solo es el representante de Jesucristo sino Jesucristo mismo disfrazado en carne y huesos. ¿Habla el Papa? Es Jesucristo quien habla". Una vez el Papa Pio XI declaró: "Saben que soy el Santo Padre, el representante de Dios en la tierra, el Vicario de Cristo, lo cual quiere decir que soy Dios en la tierra".

Solo nos cabe tras analizar no juzgar este curioso "hecho energético".
Saludos y a la Paz de Dios.

Anónimo dijo...

Herejes resentidos y subversivos como tú deberían irse, pero ya, al infierno. El Vaticano y el Papado son sagrados y basura como tú no deberían escribir sandeces y porquerías. Pronto arderás en las llamas purificadoras del infierno.