miércoles, 27 de febrero de 2008

LA NOBLEZA DEL ESPÍRITU Y LA BAJEZA DE LOS POLÍTICOS...la gente decente no se mete a la política.


Durante más de nueve mil años, los seres humanos vivieron en sociedades que eran gobernadas por la NOBLEZA.


No confundir con la monarquía por favor. La Nobleza se EXALTA en los individuos a partir de la educación. Parece que el único noble que gobierna un pueblo en nuestros días es el Dalai Lama. Quien nació en una familia de campesinos muy pobres del Tibet. Cuenta la historia que el antepenúltimo Dalai Lama, dejó dicho que iba a reencarnar y que lo buscaran después de tres años. De modo que al cumplirse la fecha, se buscó en todo el Tibet a un niño que tuviera ciertas características y así se encontró el nuevo Dalai Lama, quien fue educado para gobernar exaltando los valores espirituales, éticos y morales.


En cambio, la monarquía es una forma menos evolucionada, pues se basa en transferir el gobierno a un hijo del gobernante o a un familiar cercano. No por méritos o capacidades, solo “por ser hijo de”.


En todos esos miles de años, los nobles siempre tuvieron muy bien controlados a “los mercaderes”. Aunque ellos tuvieran riqueza, ésta no les daba PODER. Por ello, los mercaderes dejaron el Medio Oriente y se fueron a la península europea, allá en el siglo noveno de le era. Dado que los reyes europeos de la Edad Media, eran bárbaros, guerreros y salvajes, se pudieron “incrustar” especialmente en Londres y en Florencia.


Los mercaderes siempre han buscado LA LIBERTAD, como instrumento para desarrollar su obsesión por el Culto al Becerro de Oro. La Libertad de atentar contra "el bien común", es lo que los mercaderes más estiman. La Libertad, por encima de la necesidad, la tradición y la espiritualidad de los pueblos. Los mercaderes históricamente han enfrentado su “libertad personal” de venerar al Becerro de Oro, por encima de “el bien común” de las mayorías o el desarrollo espiritual individual. Este es el origen del enfrentamiento entre, “la iniciativa privada” y El Bien Común.


Por esta razón los mercaderes lograron destruir la monarquía europea y luego siguieron con la nobleza de todo el mundo. Para ello crearon el primer país del mundo, porque antes de 1776 no existía en el mundo más que reinos, imperios o federaciones, más no “países”. En efecto, la creación de Estados Unidos obedece a una estrategia muy específica, los mercaderes se propusieron apoderarse del mundo e imponer el Culto al Becerro de Oro. Estados Unidos no nace como todos las países. Fue una acción concertada y financiada por los dueños del dinero que, les urgía salir de reinos “tolerantes” como Inglaterra y fundar una nueva forma de ver y entender el mundo y la vida.


Esta es la razón por la cual Estados Unidos nace como paladín de la Libertad, la Democracia, el libre mercado, el consumo, la producción, el individualismo, etc. Una nueva forma de ver y entender el mundo y la vida, más allá de …”un nuevo mundo”. Para ello, se comenzó enviado a los más pobres y perseguidos de Europa y posteriormente Estados Unidos se ha alimentado de todos aquellos que buscan adorar la materia, el dólar y el consumo…el sueño americano, abandonando, no solo su tierra natal, sino renunciando a su cultura, sus tradiciones, usos, costumbres, lengua, religión. Para adorar al Becerro de Oro se les pide que dejen de ser ellos y se disuelvan en una masa amorfa, llamada “ciudadano americano”.


Para hacer el cambio de monarquías a democracias, se necesitó “capacitar” a algunos ciudadanos para formar los nuevos cuadros dirigentes de la sociedad, especialmente los dedicados al comercio. Para ello, primero crearon la masonería y después los sistemas educativos. Los masones fueron los primeros dirigentes de esta nueva sociedad sin tradición y sin nobles costumbres. Después se crearon sistemas educativos que prepararon trabajadores, capataces y gerentes, siempre ha sido una educación enfocada al trabajo, no a la vida.


A principios del siglo XIX se crearon los partidos políticos y los políticos. La democracia de los mercaderes siempre ha necesitado que los más voraces y atrevidos funcionen como intermediarios de los mercaderes. En efecto, los políticos son los empleados de los mercaderes. Ellos engañan a los pueblos diciéndoles que buscan su bienestar y el bien común, con ello reciben el voto, pero cuando llegan al poder, atienen las necesidades de los mercaderes. Cuando el pueblo se cansa de ellos y sus promesas falsas. Convocan a elecciones y existen otros que harán el mismo papel. Los mercaderes se ocultan atrás de las sociedades anónimas y el secreto bancario. Los mercaderes no tienen compromisos con el pueblo y sin con El Mercado. Los mercaderes no dan la cara y son los culpables de que el gobierno, “QUE ES EL BIEN PÚBLICO MÁS VALIOSO DEL PUEBLO”, no sirva a los intereses del pueblo, sino que esté al servicio de sus mezquinos intereses.


El pueblo no entiende que la democracia es la forma en la que los mercaderes explotan a los pueblos a través de los políticos. Que los políticos no tienen el PODER, sino quien los pone a través del dinero. La gente cree en los políticos y se molesta con ellos. El pueblo no entiende que todo es una gran farsa y que los políticos jamás harán lo que deben de hacer a favor de los pueblos…por la simple razón que atentaría contra los intereses de los dueños del dinero. Al pueblo lo han hecho creer que la democracia es la única y la mejor forma de gobierno. Pero eso es falso. La democracia lo que ha traído a los pueblos es corrupción, injusticia, explotación y pobreza a todos los pueblos del mundo…incluyendo a los del primer mundo.


Los seres humanos debemos de abrir los ojos y el corazón y conocer la HISTORIA DE LA HUNAIDAD y aprender del pasado. Los pueblos hemos vivido milenios en sistemas sociales estables que buscaron por diferentes formas el bienestar de los pueblos. La Nobleza históricamente ha sido la mejor forma de gobierno, sea en el Egipto, Mesopotamia, China, India, México y Sudamérica. Insistimos, Nobleza no e slo mismo que monarquía o realeza.
Compare a un noble como el Dalai Lama y a un producto de la democracia como son Bush, Fox o Calderón. Cada día los políticos son más ignorantes, insensibles y deshumanizados. Los pueblos del mundo deben de revisar su historia y buscar de nuevo el camino. El futuro es nuestro pasado.

Cada día los políticos de todo el mundo, sumidos en el excremento que representa “las contiendas políticas y la lucha partidaria”, pues como en la política se vale TODO y “los fines justifican los medios”, los niveles de bajeza, mentira, corrupción y hasta criminalidad están creciendo.


Los políticos cada día son más cínicos, abiertamente mentirosos y sumamente deshumanizados. Lo mismo en Francia con un Sarkozy , que en Estados Unidos con un Bush…y qué decir de México. Gente como los Fox, la Gordillo, Gamboa, Beltrones, Larios, Bejarano, Zavaleta, por citar a unos cuantos, pero que en conjunto, lo único que los diferencia es color de su partido, pero en esencia TODOS SON IGUALES.


Gente que ha probado fehacientemente su inmoralidad, su bajeza y corrupción a la vista de toda la nación. El problema es que el pueblo sigue creyendo en este perverso juego que los mercaderes han armado, llamado “democracia”, y que hábilmente mantiene intactos (detrás del telón) a los verdaderos detentadores y manipuladores del Poder. Los pueblos, engañados, creen que la democracia es el estadio más alto de la evolución humana y la organización social. Totalmente falso, la democracia es lo más perverso y anti natural de la sociedad. En el organismo humano, “la democratización de las células” se llama CÁNCER. Los pueblos sufren del cáncer llamado democracia y que lo crean los mercaderes a través de sus empaldos, los políticos.


Los mercaderes se han convertido en los peores dictadores de la historia de la humanidad y los políticos los dirgentes más odiados y rechazados. Su poder es global y esta apoyado por la tecnología, la comunicación y las armas más poderosas que la humanidad ha tenido.


Paradójicamente, siguen siendo muy frágiles ante las poderosas fuerzas del Espíritu. Razón por la cual, gastan mucho dinero y energía en mantener a todos los pueblos del mundo enajenados, embrutecidos y sin conciencia, pues bien saben que cuando los pueblos toman conciencia, los mercaderes son sometidos por la fuerza de la razón, el bienestar común y el potencial espiritual.


Los mercaderes, el Mercado y el Culto al Becerro de Oro son la esencia de los grandes males de la humanidad, porque se traduce en enajenación, individualización, consumismo, corrupción, contaminación, injusticia, pobreza y explotación, de manera global.

2 comentarios:

Nemuro dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Akicage dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.