miércoles, 5 de marzo de 2008

VIAJANDO POR CALIFORNIA, E.U.

Nuevamente nos encontramos en California, Estados Unidos. Por primera vez hemos usado el sistema público de transportes para viajar. De modo que desde el aeropuerto de Tijuana a la frontera usamos el autobús.

Esta es la frontera mas cruzada en el mundo diariamente, miles y miles de personas entran y salen de México y Estados Unidos. La mayoría son residentes que trabajan en E.U. y viven en México. Gente con curtida paciencia y tolerancia a hacer largas filas para pasar la revisión. Los que venimos de visita tenemos que sacar un permiso por seis meses, aunque se tenga visa. En general, los oficiales estadounidenses, si uno viene en regla y respeta la ley, son eficientes y atentos, aunque puede tener uno problemas si le toca a uno, ser atendido por un filipino.

Tome el autobús de nuevo en San Isidro y de ahí hasta Los Angeles, pasando a hacer una pequeña escala en Santa Ana, muy cerca de Disneylandia, el paraíso perdido de los cretinos.

La estación de autobuses de Los Angeles es relativamente pequeña a comparación de la magnitud de la ciudad, pero esto se debe a que en este país muy poca gente usa el autobús como medio de transporte. Por ello, usted en general ve a los más pobres en estos lugares, es decir, negros y mexicanos.
De Los Angeles a Fresno viaje en un autobús totalmente "mexicano", por el ruido de las sonaras platicas y por el idioma de éstas.

Cada año vengo a California a hacer una presentación en CABE, es un "congreso" de educación bilingüe que reúne a miles de profesores del estado de California, una vez se hace en San José y al otro año en Los Angeles. Existen muchos maestros méxico norteamericanos en California.

En general, el maestro bilingüe es una persona sensible y conciente de los problemas que se generan en los estudiantes por la falta del inglés, las diferencias interculturales y el racismo disfrazado del sistema educativo de E.U.
En general, el maestro es el mejor aliado de nuestra gente que viene a buscarse una oportunidad que los ricos y los políticos de su país le negaron. Para ello, no solo expone la vida, sino que tiene que pagar muy altos costos de sufrimiento, nostalgia y desculturización.

En efecto, lo mejor que nuestra gente esta obteniendo en Estados Unidos, es la oportunidad de que sus hijos estudien...por lo menos hasta preparatoria, en donde la educación es gratuita y no se necesitan "papeles". Los dólares vienen y van...y todo se puede perder con un golpe de la migre...pero la educación quedará para siempre en sus hijos y los hijos de sus hijos...para siempre.

Da mucha tristeza y coraje que nuestra gente, tenga que venir en calidad de criminales (por no tener papeles) a este país, a buscar trabajo y una oportunidad de crecer como persona y familia. Los trabajadores mexicanos hacen más ricos a los ricos de México, que reciben los dólares que ellos ganan aquí. Y por otra parte, hacen más ricos a los ricos de Estados Unidos, que pagan ilegalmente mucho menos de lo que la ley establece...solo por no tener papeles.

La migración es un gran negocio, tanto para los ricos de aquí y de allá. Los migrantes ponen el trabajo y el sufrimiento, los ricos reciben el trabajo barato en E.U. y en México los ricos reciben los dólares y los cambian por pesos. El gobierno mexicano recibe casi la misma cantidad de dólares que entran por el petróleo que por parte de los migrantes...sin invertir un peso. Con el sufrimiento y el trabajo de los migrantes...los ricos de los dos lados de la frontera ganan...y ganan mucho en verdad.

Por nuestra parte, nos complace mucho poder visitar a los maestros bilingües de California y trasmitirles información sobre la historia y cultura del México antiguo. Estamos convencidos que la auto estima se fortalece mucho en los estudiantes, cuando conocen sus raíces, pues no se puede amar y sentir orgullo, de algo que no se conoce.

Estamos, más que convencidos, que el futuro de México se esta "cocinando" en las escuelas y universidades de Estados Unidos. Los estudiantes mexicanos y México norteamericanos que están tomando lo mejor de la cultura de E.U. (que por supuesto esta en la educación) y mantienen los valores más elevados de la cultura mexicana (que están en la familia), tienen mucho más elementos y posibilidades para vencer los desafíos del futuro.

Para el caso de Oaxaca, podemos decir que existen más de dos mil estudiantes de origen oaxaqueño que están estudiando en el sistema de universidades de California...y esos jóvenes, son el futuro de México. Apostamos que ellos un día regresaran a México, no en calidad de explotadores-saqueadores, sino como profesionistas que cambiarán a la sociedad. He tenido la oportunidad de conocer a varios de esos mexicanos, que cambiarán el destino de un país sojuzgado, explotado y sometido por los feroces conquistadores-colonizadores.

Las cosas están cambiando de manera más rápida y espectacularmente. Lo que no creíamos que podía suceder...esta pasando más pronto de lo imaginado. No todo en la migración es malo. Algo muy bueno y muy importante se esta "cocinando" de este lado de la frontera en favor de México y los mexicanos pobres. Parecería una locura ahora, pensar que "la revolución que cambie el país podrido en que vivimos"...venga del Norte...hablando inglés. Y que sean los hijos de aquellos que un día salieron huyendo por la injusticia, los que regresen justicieros a poner fin la las cadenas cinco centenarias de la explotación colonial.