lunes, 30 de junio de 2008

PERDER LA IMPORTANCIA ( * )


La cultura occidental se sustenta en el sofisma de que “el hombre” es superior a todos los seres vivos que le rodean. Por la sencilla razón de que fue creado por Dios a su imagen y semejanza. Además, que le “ha entregado el mundo” para transformarlo, dominarlo y explotarlo. Por esta razón, la soberbia y la actitud depredadora de la cultura occidental.

Por el contrario, para la Civilización del Anáhuac, el mundo fue creado por un sacrificio de los dioses. En efecto, en Teotihuacan se sacrificaron Nanahuatzín y Tecuzistecatl para crear al Sol y a la Luna. Quetzalcóatl bajo al Inframundo por los huesos de los seres humanos del Quinto Sol y en sacrificio, sangró su pene para darle vida a los huesos. Por ello, los seres humanos serán llamados “masehuales”, que en lengua náhuatl significa “merecidos” del sacrificio de los dioses. Los masehuales tienen el deber de amar y proteger a su madre la Tierra (Tonatzín) y coadyuvar para mantener el equilibrio del universo.

Don Juan le enseña a Castaneda que sí quiere seguir en el “camino del conocimiento”, tendrá que cambiar su actitud arrogante y tratar con amor y humildad el mundo que le rodea, en especial a las “plantas de poder”.

“-Te tomas demasiado en serio -dijo, despacio-. Te das demasiada importancia. ¡Eso hay que cam­biarlo!. Te sientes de lo más importante, y eso te da pretexto para molestarte con todo. Eres tan impor­tante que puedes marcharte así nomás si las cosas no salen a tu modo. Sin duda piensas que con eso demuestras tener carácter. ¡Eres débil y arrogante!...-El mundo que nos rodea es un misterio -dijo-. Y los hombres no son mejores que ninguna otra cosa.”C.C. Viaje a Ixtlán.


Tomado del libro PARA LEER A CARLOS CASTANEDA.

4 comentarios:

berto xxx dijo...

such a nice blog.


berto xxx

pcso lotto results dijo...

that's way too cool.

Anónimo dijo...

que boninto blog

José Manuel dijo...

¿como perder la importencia en un mundo arraigado a valores parciales y a paradigmas equivocados pero ... tristemente impuestos...?