martes, 31 de enero de 2012

¿QUÉ ES EN VERDAD LA CRISIS FINANCIERA DEL MUNDO?


Resulta increíble que cuando la “humanidad” ha logrado el más alto grado de desarrollo tecnológico y científico, cuando las máquinas están multiplicando la riqueza de manera inconmensurable, casi todos los países, ricos y pobres, estén cruzando por una severa crisis económica, comenzando con Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y no se diga México.



La raíz de la crisis es la corrupción moral y la pérdida “del sentido o razón de la vida”. En efecto, las personas, las familias y los gobiernos han perdido los valores esenciales de la “condición humana”.



El control de la vida de las personas, las familias, los pueblos y sus gobiernos está en manos de “las mega empresas” trasnacionales que marcan los nuevos valores y principios que rigen al planeta.



Es decir: La codicia, el consumismo, el abuso, el individualismo, la irresponsabilidad existencial, en síntesis: “el culto al becerro de oro”, entendido como “la modernidad”.



El origen de la crisis financiera del mundo es que: las personas, las familias, los pueblos y sus gobiernos, CONSUMEN MÁS DE LO QUE PRODUCEN.



Este enloquecido y desenfrenado frenesí de encontrar en “el comprar/tener” la forma para trascender la existencia, se sustenta en una enorme vacío existencial y una dramática miseria espiritual, que deviene de la destrucción (a propósito) de las tradiciones y costumbres, valores y principios, que se habían construido a lo largo de siglos por las culturas tradicionales del mundo.



La modernidad ha destruido a la tradición, o sea, “la nada ha acabado con todo”. Ser “moderno” es vivir al ritmo, valores, deseos, sentimientos, necesidades que imponen “las mega empresas” a través de los medios masivos.



Por ello, las personas y los gobiernos están adquiriendo “todo y de todo”, gastando más de lo que tienen en cosas superfluas e innecesarias y hasta dañinas. Las deudas de los gobiernos, como el de Estados Unidos, es imposible de pagar.



Pero lo mismo la de los bancos que prestaron (por codicia y ambición) más de lo que podían pagar sus clientes. Y de la misma manera, la gente común gasta mucho más de lo que gana y vive del angustioso y leonino crédito, que es una forma moderna del esclavismo.



De esta manera, la crisis financiera del planeta es antes que nada, una crisis de valores y principios producto de la deshumanización, de la desacralización del mundo y la vida, de haberle dado la espalda a un desarrollo humano sustentado en el bien común y en el desarrollo espiritual como fin supremo de la vida: irresponsabilidad del Estado, los padres y cada una de las personas.



Efectivamente amable lector, este es el punto “incómodo” de esta reflexión. Cada uno de nosotros somos parte importante de esta “crisis planetaria” por nuestra irresponsable forma de vivir.



Necesitamos ser más conscientes, exigentes y responsables en nuestra propia vida. La de todos los días.



Por una parte, debemos de dejar de estar “prendidos” al mundo material del ser a través del tener. Ser más austeros, frugales y analíticos en lo que “verdaderamente necesitamos”, y en segundo lugar, poner mayor atención, tiempo y energía al desarrollo espiritual de nosotros mismos, la familia y la comunidad.



El amor, la solidaridad, la educación, la familia, el respeto a la naturaleza y el bien común deben ser retomados como los valores esenciales de la vida, de la sociedad y del Estado.



Los “rescates financieros de los gobiernos y los bancos”, es el RESCATE DE LA IRRESPONSABILIDAD Y EL PREMIO A LA COIDICIA DE LOS MERCADERES, así como alentar la impunidad de los políticos.



No se rescata a Grecia, España o Italia, se recata a los bancos agiotistas y a los políticos corruptos que prestaron irresponsablemente o dolosamente y a políticos que se prestaron a este mega fraude.



No se rescata a los pueblos, al contrario, los pueblos tienen que pagar con sangre a los banqueros.



En Islandia, el pueblo metió a la cárcel a los políticos y dejó que quebraran los bancos y hoy no tienen problemas económicos, su economía se ha recuperado.



Nosotros deberíamos comenzar con cancelar nuestras tarjetas de crédito y vivir de manera honesta, de acuerdo a nuestros ingresos y nuestros valores ancestrales. www.toltecayotl.org http://tolteca-guillermomarin.blogspot.com/



15 comentarios:

amarcelo999 dijo...

Por esta vez estoy enteramente de acuerdo con el contenido de este artículo.

América Latina, en particular el Cono Sur y el México priista en menor medida fueron el laboratorio de pruebas de este tipo de políticas, que ahora se quieren extender a los mismos países desarrollados.

Nos esperan tiempos muy amargos sin que haya un rearme ideológico por parte de los pueblos que sufrimos esta situación.

Esto no es más que el principio.

Pata dijo...

Hola Sr. Guillermo Marin me parece muy interesante su punto de vista y todo lo que usted escribe es la trizte realidad que vivimos en estos dias. La gente le toma mas interes a las cosas artificiales que se olvidan de sus raices y de donde venimos, yo me doy cuenta de esto pues trabajo en una organizacion que le da servicios a la comunidad y me da mucha pena ver como aqui en USA la gente cambia se vuelven artificiales e ignorantes.
Un punto que a mi me llama mucho la atencion es que en Mexico deberiamos consumir lo que produce el pais para asi dar mas empleo, el comercio chino abarca en una inmensa venta de productos que son desechables. Yo de mi parte le digo a la gente que no compre esos productos, nuestros artesanos de del ramo de producion del zapato es una muestra; han cerrado empresas porque no hay ventas y la gente compra "la moda" y lo chino de otros paises.
Me gusta su pagina y la estoy difundiendo con los amigos de Casa Aztlan. Mis saludos.

Tania Mtz. dijo...

Es un asqueroso tragadero en el que estamos metidos. Necesitamos fuerza para salir y jalar a los demás. Mucha fuerza, fuerza del día a día.

Gracias por tus post :)
¡Un saludote!

arturo españa dijo...

me gustaría que supieras que sufrí un intento de linchamiento en xoco,ver a jóvenes,niños ,señoras desquiciados y fuera de sí ,me permiten ver la profunda crisis e valores que estamos viviendo,sin razones ,con mentiras "el pueblo" arrogante e inútil,no acaba de comprender que son el punto nodal para la transformación del mundo,el otro,aquel,el político,y tantos lugares comunes que solo demuestran cuán lisiados e incapaces se encuentran a base de buscar "afuera" quién expíe sus culpas .falta de valores,zonas de confort,alienación masiva,y consorte del destino por anulación propia y decidida son elementos que también conforman nuestra identidad,la majestuosa grandeza y sabiduría de nuestros padres se oculta ,con falsas sonrisas y vanas promesas incumplidas siempre,suena el río con cristal de roca,y en el ascenso a través de la corriente,en contra,alzas la carrera impulsado al viento de tus tempestades,por llegar al lecho,y remanso sagrado,donde los encuentros trascienden el fugaz momento,tu palabra,roca .tu destino el tiempo...

Juan Loman V dijo...

Guillermo,

Gracias por el articulo. Como siempre abonas al florecimiento de valores humanistas. Esto a mi me hace no perder de vista la cultura y civilizacion valiosas que deseo, donde estos valores humanistas (franqueza, conciencia historica, solidaridad, capacidad intelectual, etica, etc) desplazan al materialismo miope (acumulacion, avaricia, cosificacion, etc) que nos estamos sacudiendo de encima.

Saludos,

Juan Loman V

Anónimo dijo...

La realidad es más triste de lo que nos hacen creer en nuestro país, desgraciadamente es parte de nustra vana cultura, vivimos en un territorio donde unos tienen y quieren más y otros esperando que cumplan con sus promesas (eso es imposible que suceda)y nos den migajas de lo que se produce. Estamos en una situación tan diferente pero como dice el artículo "carecemos de conciencia" y la conciencia nos la educan a trvés de muchas instituciones.

Anónimo dijo...

Es muy fácil decir que debemos vivir sin el dinero en la mente...pero que difícil resulta ni siquiera encontrar trabajo.
Estoy desesperada por no tener un trabajo para darle de comer a mis dos hijos pequeños.

vara dijo...

arturo vara ....lic. guillermo marin reciba un saludo es una gran verdad el articulo,vivimos cada dia el agandalle dde politicos sin escrupulos ni decencia,pero tambien somo partícipes de nuestra propia desgracia al abonarle nuestra voluntad en el voto sin hacer conciencia de quienes son y que quieren de las riquezas de de mexico y que haran por el pueblo que los llevó al baúl de ese gran tesoro. ya lo vivimos y no entendimos sigue la conquista de los españoles mexicanos y los (indios españoles)les seguimos entregando el tesoro seguimos entregando el tesoro a cambio de fantasias (compra de votos) y despues nos quejamos . ojala que la concientizacion que hace guillermo marin la entendamos y la extendamos a otros amigos que tambien lo hagan ....felicidades .

Anónimo dijo...

como discurso es bueno, como realidad inexistente, como práctica imposible, mejor vente conmigo a starbucks y te invito un café para que no mueras de envidia hijo de la prole.....

Anónimo dijo...

Me parece interesante el comentario que se hace en este artículo, sobre todo porque nos llama a la reflexión sobre el uso adecuado del dinero sabes gastar con prudencia, y no dejarnos llevar por el consumismo que nos deja muchas veces en deudas grandes.
gracias por el artículo

Anónimo dijo...

Puede uno vivir sin estar apegado al dinero y al consumo en una sociedad donde el ser humano está diseñado para ser "consumido" por el dinero y el consumo???
Sócrates.

COCOLICHE dijo...

bLa corrupcion se encuentra en todas las esferas de la sociedad y lamentablemente somos todos culpables de que esto continue al dejarnos "consumir" por la modernizacion, ojalà este articulo llegue a muchas personas con la finalidad de tomar conciencia de lo mal que actuamos en referencia a vivir muy por encima de nuestras posibilidades.Para empezar a dar el primer paso,( es mi humilde opinion ) Dejemos de lado las tarjetas de Credito.
Saludos

Hiram dijo...

Guillermo, me parece muy acertado su punto de vista acerca de la crisis financiera, estamos me parece, ante un momento de re- evolución, se ha cumplido un ciclo y estamos en una crisis de donde tiene que surgir algo nuevo esperemos que mejor, debemos aprender de los errores, corregir el camino, pero es muy importante hacer un analisis de conciencia para identificar los valores que hemos perdido como familia, como sociedad, como trabajadores, como funcionarios, como politicos, basta de charle la culpa a los demás, que he estoy haciendo por mi mismo y por las personas que quiero, en fin, es una tarea dificil pero no imposible, lo principal es darnos cuenta del error en el que estamos, y darle el justo valor a las cosas, cosas valiosas que no las compra el dinero.

ARLINE dijo...

HOLA GUILLERMO!

COINCIDO CONTIGO DESDE QUE VEÍA LAS IMPRUDENCIAS DE MUCHOS, EN MI ÉPOCA DE LOS 15 AÑOS. TENEMOS QUE EMPEZAR POR QUITARLES A NUESTROS HIJOS MUCHAS DE LAS TELARAÑAS QUE HAN IDO ENREDÁNDONOS, PARA SENTIRNOS PARTE DE UNA SOCIEDAD, DE UN GRUPO, DE UN CLUB Y LO MAS TRISTE PARA ACEPTARNOS A NOSOTROS MISMOS SIN MARCAS DE IMPORTACIÓN Y SIN LOS ÚLTIMOS AVANCES TECNOLÓGICOS EN CEL,CP, TV, ETC.EN NUESTROS NIÑES, CON UN CONCEPTO DIFERENTE DE VIVIR Y DE CIFRAR LA FELICIDAD EN LA SOLIDEZ DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES, EN LA FAMILIA COMO NÚCLEO SOCIAL, EN EL COMPROMISO DE SALIR ADELANTE CON ESFUERZO Y HONESTIDAD. URGE QUE LE CAMBIEMOS EL CHIP A NUESTROS PEQUES,"PREDICANDO CON EL EJEMPLO"

Elsa de la Paz dijo...

Gracias Guillermo por hacernos extensiva la invitación a ser párticpes del cambio.
Realmente vivimos la paradoja de la modernidad, una verdadera contradicción. ?Para que un alto desarrollo científico y tecnológico si es proporcionalmente inverso a la felicidad y plenitud del ser?...la humanidad sigue padeciendo miseria, enfermedad y desgano por la vida. Nuestra atención centrada a producir el placer inmediato a través de cosas, alimentos, sexo,bebidas,etc.Nos hemos olvidado de la estructura de valores de los viejos abuelos.Gastamos mas de lo que tenemos...y cada día más empobrecidos.
Este llamado que haces a tomar responsabilidad con nosotros mismos y nuestro entorno, permitirá crear la suficiente masa crítica que eleve a la humanidad a un grado de conciencia superior y nos haga parar este mundo desbocado. Te mando un abrazo muy fuerte.Elsa de la Paz