viernes, 25 de enero de 2008

LA VORACIDAD DE “LOS MERCADERES TRANSNACIONALES” Y LA TRAICIÓN DE LOS CRIOLLOS VENDE PATRIAS.


Para ser “claros y precisos”, desde 1521, lo que hoy es México ha sido por cinco siglos una COLONIA, abierta o disfrazada, pero Colonia al fin. Que tiene como objetivo sustantivo, explotar a los “aborígenes” y sus recursos naturales, en favor de la corona-los conquistadores-los encomenderos y/o las grandes empresas-el capital-los inversionistas. Ayer encomienda hoy salario mínimo. Desde Hernán Cortés a Carlos Slim…nada ha cambiado en esencia. Solo conociendo la historia se comprende el presente y se visualiza el futuro.

El Estado nacionalista y protector (de su pueblo), que fue construido después de la Revolución de 1910, llegó a su fin con Miguel de la Madrid en la década de los años ochentas. Hasta ese momento, el Estado controlaba al Mercado, era soberano y se autodeterminaba interna y enteramente. La justicia social y el bienestar de los mexicanos era la prioridad número uno. Cuando “los mercaderes internacionales”, decidieron tomar el poder, le cortaron “la cabeza” al gobierno, de la misma forma en que le cortaron la cabeza al rey de Francia. Dos pasos históricos a favor del proyecto de poder global de “los mercaderes”.

Cuando Carlos Salinas se apropió fraudulentamente del poder, el Estado mexicano era rico, pero vivía un momento de falta de liquidez, debido a los desmanes de “la decena trágica” (Echeverría-López Portillo). Todas las empresas paraestatales sumaban una gran parte de la riqueza nacional y en teoría los mexicanos éramos los dueños. El nivel de vida del pueblo en general era mucho más alto que el de hoy. Salinas “vendió a sus amigos” a precisos de regalo, el patrimonio del pueblo.

"Los mercaderes” nos vendieron la idea que los políticos eran malos administrados y corruptos, que los tecnócratas era eficientes administradores y personas honorables. La teoría neoliberal es que: “LOS POBRES GENERAN POBREZA Y LOS RICOS RIQUEZA”, por lo que el gobierno debe subsidiar a los ricos, y ellos, “al generar la riqueza crean empleos y aumentan el bienestar del pueblo”. Los resultados de estas teorías económica-políticas han sido catastróficos para el Estado, el gobierno y el pueblo, los únicos beneficiados han sido “los mercaderes” (criollos y extranjeros). La voracidad, deshumanización y el afán de explotación ha creado, por una parte, un puñado de familias muy ricas y al hombre más rico del mudo. Y por el otro, que más de la mitad de los mexicanos se suman en la pobreza desesperanzadora y el país quede en quiebra moral y material, con un Estado débil y el nacimiento de mega fuerzas distorsionadoras, como el narcotráfico y el crimen organizado, que se han posesionado de grandes espacios económicos, políticos y sociales.

Lo que sucedió al tiempo, es que los tecnócratas resultaron mucho más ineptos, mucho más corruptos que los políticos tradicionales, pero sobre todo, TRAIDORES A LA PATRIA. El Estado, el Gobierno y el pueblo se empobrecieron y en cambio las trasnacionales se adueñaron, no solo del mercado nacional, sino que destruyeron a la pequeña y mediana empresa y depauperaron el campo. Existen tres grandes traiciones a la Patria y al pueblo de México a finales del S. XX. La primera es el cambio al modelo neoliberal-global, la segunda es el TLC y la tercera el FOBAPROA.

El “bien común”, así como el compromiso social e histórico del gobierno por el pueblo y los más débiles, fue cambiado por el “interés privado”, especialmente extranjero y de los “criollos vende patrias”. Después del fracaso de los tecnócratas y el neoliberalismo económico, se nos vendió la idea que México solo podría salir del hoyo a través de “las maquiladoras”. El pueblo de México, según los tecnócratas solo podía mejorar su calidad de vida sí se le daban “las mejores condiciones” a las empresas maquiladoras. El gobierno entregó en calidad de esclavos a los trabajadores mexicanos, que volvieron de un plumazo a la época de las tiendas de raya.

La apertura comercial de China, echó abajo este sueño guajiro de ser un país maquilador y el gobierno solamente “el policía” de la factoría. Dos factores económicos han compuesto la realidad económica del México de hoy. Por una parte ha sido el crecimiento exponencial de la migración. En efecto, debido a todo lo que hemos venido planteando: Por la traición a la Patria, la ineptitud y la corrupción de los políticos y la voracidad de los “mercaderes”, literalmente millones de mexicanos han sido EXPLUSADOS de su país, de su familia y de su hogar. México, por lo mismo, es el país CON MÁS MIGRANTES EN EL MUNDO, oficialmente se reconoce a 11.5 “mexicanos”, pero en E.U. existen más de 20 millones, pues los hijos de estos migrantes (documentados o indocumentados) tienen hijos “norteamericanos” que son de origen mexicano. Casi una cuarta parte de mexicanos han tenido que salir huyendo de este CRIMEN DE ESTADO. La desgracia es que, en otro país, en calidad de “ilegal”, tienen más oportunidades que en México. Esto nos revela las “reales condiciones” en las que se obliga a vivir al pueblo. La migración es el resultado más ostensible del fracaso del modelo económico.

El otro factor es la elevación de los precios del petróleo. Nunca en la historia de México el petróleo había tenido un precio en el mercado internacional como en estos últimos años. Ya la historia juzgará a Vicente Fox por el desperdicio y la corrupción que generó, al “no saber administrar la riqueza”. La cantidad de dólares que han entrado a través de las remesas y el petróleo, solo ha beneficiado a “los criollos vende patrias” y ha pospuesto “EL ESTALLIDO SOCIAL QUE VIENE” (1810-1910-2010).

Los que nos des-gobiernan, desde Echeverría a Calderón, han entregado la riqueza de la nación a “los mercaderes internacionales” y las migajas se las han repartido entre los criollos traidores. “Tales migajas” hacen posible que Carlos Slim sea el hombre más rico del mundo. Eso nos da una idea de la gran riqueza y la tremenda explotación de México.

No conformes con todo esto, “los mercaderes” ¡quieren más¡ Quieren el petróleo y la energía eléctrica. Y por supuesto, los traidores están haciendo todo lo posible para servir a sus amos, mintiendo al pueblo. PEMEX es la segunda empresa más productiva de petróleo en el mundo y el año pasado obtuvo ingresos cercanos a los 38 mil millones de dólares y fue el mayor contribuyente fiscal del país. Los “vende patrias” nos engañan diciendo que PEMEX necesita de capital privado. Esto es totalmente falso. Lo que se necesita es que se le quite la excesiva carga fiscal y que el dinero que envía al fisco se destine a la empresa. El litro de gasolina cuesta menos de un peso al consumidor…lo demás son impuestos. Lo que se necesita es que se deje de exonerar de la carga impositiva a las grandes empresas “nacionales” (de los criollos como Slim) y las trasnacionales.

En efecto, el gobierno, por debajo del agua y en amarres legaloides, les condona grandes cantidades de impuestos a sus amos (como la venta de Banamex) a espaladas del pueblo y con el aval de la corrupta burocracia y los partidos políticos. Fiscalmente, miles de millones se pierden entre la corrupción y la traición a la Patria. Sí el gobierno cobrara los impuestos de manera justa y transparente, no se necesitaría del sangrado a PEMEX.

ES FALSO QUE LOS TRAIDORES QUIERAN PRIVATIZAR A PEMEX, PUES NINGUNA EMPRESA EN EL MUNDO PODRÍA SOPORTAR LA BRUTAL CARGA FISCAL IMPUESTA A PEMEX. El asunto es que ya la están privatizando en contratos muy leoninos y en lo oscurito. Piénselo bien amable lector. Sí entregaran a PEMEX los traidores, “los mercaderes” no mantendrían la carga fiscal actual y el gobierno se quedaría sin el dinero y sin la empresa… ¿lo harían? Usted qué opina.

Entienda por qué Hugo Chávez es “tan odiado y satanizado” por la prensa libre, justamente porque Chávez les quitó PEDEVESA a “los mercaderes” y corrió a los traidores corruptos que la “administraban”.

El punto de esta entrega, amable lector, es analizar la forma perversa en que los medios y el gobierno manejan el asunto de la privatización de PEMEX y la CFE. Engañan al pueblo y sirven a los intereses extranjeros y de los criollos abusivos explotadores. Nunca, por el bien del pueblo, gobierno y nación, se debió privatizar los bienes del Estado Mexicano. Los únicos favorecidos han sido las empresas trasnacionales y los criollos como Slim y compañía. El neoliberalismo económico ha fracasado en el mundo. Ha empobrecido a la clase trabajadora, reducido a la clase media y extinguido a los pequeños y medianos comerciantes e industriales. La agricultura, la pesca y la ganadería, en el mundo, han dejado de ser una forma de vida en el planeta. Las grandes trasnacionales la han convertido en una “industria” y han reducido a la esclavitud a los pequeños productores o los han desaparecido. “Los mercaderes” lo quieren TODO Y SIN MEDIDA. La pobreza y la angustia existencial hoy en día esta presente en todos los países “mothernos”, ricos y pobres.


La “democracias partidaria”, el neoliberalismo, la globalización, el triunfo del “interés privado” sobre el “bien común”, la “mothernidad” y la destrucción de los valores y principios ancestrales, así como la pérdida del sentido sagrado y divino de la VIDA, son la causa de nuestra destrucción como sociedad y como planeta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ME PARCE MUY CLARO LO QUE USTED DICE...LO FELICITO, SIGA ADELANTE.

Sra. Ituarte dijo...

Su artículo habla con tal verdad, que nos hace reflexionar sobre el futuro inmediato, que hacer ante esta situación tan grave? Algo tenemos que hacer? pero qué?es como pelear con sanson a las patadas. Ud. .que sugiere.
Desafortunadamente nuestra gente no tiene el hábito de la lectura, sería muy beneficioso que sus artículos le llegaran a mas gente y que ésta los leyera.
Animo y adelante. Sra. Ituarte